Pablo Guindos: “Queremos que la industria de la madera chilena sea una de las más avanzadas y tecnológicas del mundo”

_PORTADA Pablo Guindos-1400x978 - 3

El Director del Centro Nacional de Excelencia para la Industria de la Madera (CENAMAD), entrega más detalles acerca del trabajo, los alcances y objetivos de esta institución única en Latinoamérica, la que busca ser un vínculo entre la sociedad, la academia, los actores públicos y privados, para la valorización de la industria de la madera chilena a nivel local e internacional. “La madera nunca tuvo un financiamiento público de este calibre y excelencia para llevar a cabo sus objetivos”, dice Guindos.

En todo tipo de ámbitos, uno de los secretos para alcanzar los objetivos propuestos tiene que ver con la confianza de que, efectivamente, con un buen plan y trabajando duro, se pueden conseguir. En el caso del Centro Nacional de Excelencia para la Industria de la Madera (CENAMAD), la convicción juega un papel clave. El organismo financiado por la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID), tiene la potente misión de establecer un punto de vínculo que congregue a los actores académicos, industriales y públicos más relevantes, con el fin de llevar a cabo una investigación de punta. ¿El foco? La transferencia en lo referente a la valorización de la industria de la madera en Chile. 

El Doctor en Ingeniería de la Madera, Pablo Guindos, autor de la trilogía “Fundamentos del diseño y la Construcción con Madera” (Ediciones UC, 2019), ex-Director Académico del CIM UC y de la Red Latinoamericana de la Madera Estructural (RELAMAD), es el actual director del CENAMAD. Una institución que, tal como él dice, contará con una excelencia que “viene dada por la unión de los grupos académicos más prestigiosos del país en este campo”. 

–¿De qué manera surge la iniciativa y/o necesidad de un centro como CENAMAD y qué es lo que se busca desde este año?

–Tenemos tres objetivos que son demasiado ambiciosos como para que un pequeño grupo de académicos o profesionales pueda lograrlo. El primero tiene que ver con cambiar el sector de la construcción, de modo que, en la mayor parte del stock, se construya de forma eficiente e industrializada, con materiales de madera, orgánicos y sostenibles. El segundo tiene que ver con querer que la madera y los bosques sean uno de los principales contribuyentes al establecimiento de una bioeconomía nacional y, el tercero, es que queremos que la industria de la madera chilena sea una de las más avanzadas y tecnológicas entre todas las del mundo. Los tres objetivos anteriores tienen una cosa en común: se requiere una iniciativa nacional, con expertos en todas las áreas de la cadena de valor de la madera, para poder lograrlo. Y fue ahí donde surgió CENAMAD. 

–¿Podríamos hablar de un hito para la industria de la madera chilena? 

–Sin duda es un hito. Nunca los grupos académicos que conforman esta iniciativa, los más prestigiosos del país en este campo de conocimiento, trabajaron todos juntos en forma colaborativa por un objetivo nacional común. Y lo segundo, no menor, es que la madera nunca tuvo un financiamiento público de este calibre y excelencia para llevar a cabo sus objetivos. 

–Teniendo en cuenta los múltiples beneficios que la madera posee a nivel constructivo, sustentable, ambiental e, incluso, para el desarrollo de bioproductos, ¿de qué manera CENAMAD aúna sus objetivos para trazar una misión que abarque todos los frentes?

–No ha sido fácil organizar una estructura efectiva para lograr objetivos tan ambiciosos, porque son muchos los frentes que hay que abarcar, pero lo hemos logrado. CENAMAD alcanzará sus objetivos agrupando a cuarenta académicos de cinco universidades, un instituto nacional y un centro tecnológico, los cuales trabajarán juntos en tres áreas del conocimiento; sustentabilidad y productividad de los bosques, desarrollo de bioproductos y construcción con madera. 

Estamos seguros de que la investigación que harán esos académicos estará perfectamente alineada con el sector público y privado, porque, al igual que contamos con un grupo académico de excelencia, también tenemos un directorio con la excelencia, experiencia, conocimiento, relevancia e importancia nacional. Factores que se requieren para hacer realidad unos objetivos tan ambiciosos. 

El CENAMAD busca la transferencia de la valorización de la industria de la madera en Chile / CIM UC

–¿Quiénes conforman y quiénes pueden sumarse a esta iniciativa? 

–CENAMAD cuenta con la colaboración de la Pontificia Universidad Católica, la Universidad del Biobío, la Universidad de Concepción, la Universidad de Talca, la Universidad de la Frontera, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, el Instituto Forestal, CORMA, Leitat, Arauco, CMPC, Grupo Patagual, Tecno Panel, Lonza Quimetal y Pizarreño. Esperamos, también, atraer a más socios relevantes en las próximas semanas a este proyecto, que, como mínimo, durará cinco años. 

–Y si ampliamos las fronteras, ¿existe alguna organización parecida en América Latina o en el mundo que le dé este espacio a la investigación y desarrollo de la madera? 

No existen muchos centros tecnológicos de madera en el mundo que cuenten con un staff de cien o más personas como el que tenemos nosotros. Conozco Fraunhofer WKI de Alemania, donde trabajaba anteriormente, FP Innovations en Canadá y el Forest Products Laboratory en Estados Unidos. Posiblemente haya alguno más, pero no creo que muchos. En Latinoamérica, desde luego, no hay ningún otro que yo sepa. 

–El financiamiento del CENAMAD proviene de ANID. ¿Cómo funciona ese financiamiento y por cuánto tiempo? 

ANID otorgará aproximadamente el 80% del financiamiento pecuniario del centro. El 20% restante será, en esencia, aportado por el sector productivo. Por su parte, las universidades, institutos y centros ponen a disposición recursos de personal e infraestructura, es decir, los académicos y sus centros de trabajo. El financiamiento de ANID es por cinco años; no obstante, si CENAMAD logra la relevancia que se espera, el centro renovaría por otros cinco años, hasta 2031.

–Siguiendo esa lógica, a su juicio y a nivel país, ¿cuáles serían las temáticas más imperantes en las cuales CENAMAD pueda realizar aportes visibles?

Aquí prefiero enumerar algunas, ya que son varias. Primero está la masificación de la construcción con madera para baja y mediana altura, la que como mínimo alcance el 90%, como sucede en  Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda, Suecia o Finlandia. Luego, cumplir el objetivo de construir un edificio mixto de madera y hormigón de por lo menos 15 pisos, como también mejorar el control de calidad, los procesos y las tecnologías de productos de madera para la construcción. 

También está el mejoramiento tanto del conocimiento como de las regulaciones relativas a la durabilidad de los productos en madera, al igual que de un catastro y de nuevas políticas específicas para la sustitución de materias contaminantes por bioproductos. A ésto se suma la necesidad de medidas y políticas públicas que aseguran la sustentabilidad y productividad de los bosques a largo plazo, considerando el cambio climático, junto con proponer mejoras y tecnologías avanzadas para toda la cadena de valor, para que no corresponda a un sólo nicho en específico,  tanto en términos de productividad como de sustentabilidad.

Por último, el CENAMAD puede establecer nexos y vínculos de confianza y colaboración entre investigadores de excelencia nacionales, empresas e instituciones públicas, de la misma forma que promueve una mayor apertura del sector con otros centros de excelencia internacionales, fomentando una oferta educativa con la profundidad y profesionalidad que se requiere en el sector. 

“Debemos hacer confluir los intereses del sector público y privado con los esfuerzos de los investigadores”, dice Guindos / CIM UC

–Teniendo en cuenta que Chile es un país forestal, da la sensación de que nuestra sociedad no valora lo suficiente el enorme potencial de la madera, tanto a nivel constructivo, de diseño, sustentabilidad, etc. ¿Es CENAMAD, a su parecer, una oportunidad para lograrlo?

Creo que la mayor parte de los jóvenes ya ve claramente el potencial, las cosas están cambiando mucho en las nuevas generaciones. Pero no se trata de esperar a que los cambios vengan solos.  CENAMAD no puede limitarse a crear “artículos científicos”. Esa sería la derrota del centro. Debemos hacer confluir los intereses del sector público y privado con los esfuerzos de los investigadores de excelencia. Debemos ser los pioneros en transferir todas las tecnologías que hagamos. Por ello, contaremos con un staff de más de 50 profesionales que se asegurará de que los desarrollos de CENAMAD se harán realidad y que serán comunicados adecuadamente al país.


Escrito por Felipe De la Cerda E. 
Fotografía principal cortesía de CIM UC

 

NOTICIAS RECIENTES

  • Auspiciadores de la Semana de la Madera exhibirán al público sus productos y desarrollos durante el evento

  • Publicación digital de INFOR propone nuevos análisis y conclusiones para promover la construcción con madera

  • Plan de Emergencia Habitacional Contempla la Construcción de Viviendas Industrializadas en Madera

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »