;

7 de Diciembre, 2016

Dos novedosos conectores llegan a Chile para la construcción de mediana altura

Sistemas laterales y nuevos amarres para pie derechos son las soluciones de largo desarrollo en Estados Unidos que hoy serán la clave para la masificación del sistema marco plataforma.

En una construcción cualquiera, no basta con exigir que sea resistente en el tiempo. Es necesario, además, garantizar que sea segura. Y un aspecto clave para lograrlo es que la estructura esté bien anclada y se mantenga lo más estable posible.

Para eso, los constructores utilizan un elemento no muy conocido pero de vital importancia: el conector. Su función es mantener el flujo continuo de la carga que va desde la techumbre hasta los cimientos, disipando la energía a través de ellos. De esta manera, la estructura es capaz de resistir sin problemas los esfuerzos sísmicos y de vientos.

“En general, todas las estructuras fallan por las uniones”, asegura el ingeniero calculista Juan Acevedo. “Por eso, son el aspecto más importante y es necesario hacer ingeniería de detalles. En las uniones uno se juega la vida”, dice enfático.

En el caso de las construcciones en madera, lo ideal es que al usar un conector no se le quite secciones a la madera, es decir, que no se le hagan cortes ni perforaciones innecesarias, porque al hacerlo, dicha unión se debilita. Un buen conector, en cambio, ayuda a mantener intacta la sección original de la madera, y si además se suma una fijación adecuada, su resistencia será óptima.

En Chile hay varias fábricas que elaboran sus propios conectores, principalmente para placas dentadas y algunos soportes para vigas, pero pueden haber diferencias significativas en su comportamiento estructural debido a que no todas cumplen con procesos estandarizados de fabricación, generando incertidumbres respecto de la resistencia y calidad de sus productos.

Holdowns Holdowns-2

También hay empresas de reconocido prestigio internacional, como Simpson Strong-Tie y Rothoblaas, que cuentan con reportes de evaluación emitidos por entidades especializadas que avalan la calidad del producto.

Simpson Strong-Tie, por un lado, tiene la ventaja de diseñar cada conector en bobinas de acero especiales, logrando una solución eficiente con el menor desecho de material posible y al menor costo para el cliente final. Además, destaca su tornillería de grandes dimensiones, con énfasis en el sistema marco plataforma.

La empresa italiana Rothoblaas, por otra parte, resalta por la calidad de sus fijaciones y tornillerías, sobre todo pensando en paneles de madera contralaminada o CLT –por sus siglas en inglés–, un novedoso sistema constructivo muy extendido en Europa.

Y en Chile se están dando pasos importantes para impulsar la construcción en madera. Por eso, la llegada de dos nuevos conectores a nuestro país es toda una revolución. Se trata de los sistemas laterales ─el Strong Rod System, principalmente─ y nuevas variantes de la familia de los Holdowns o amarres para pie derechos.

El primero consiste en un amarre vertical que une cada piso de forma continua, similar al que fue utilizado en el proyecto “Torre Madera” y muy común para los edificios que superan los cuatro pisos en el mercado Norteamericano. Los Holdowns, en tanto, son ángulos metálicos que se ubican en las esquinas inferiores e impiden el levantamiento en caso de sismo, aunque también hay variantes para el amarre entre los pisos.

Reportaje_conectores_strong rodStrong rod

Ambos productos tienen ya bastante desarrollo en EE.UU. y no son algo nuevo en el mundo, pero sí son novedosos para Chile. El Strong Rod System, por ejemplo, ya está en nuestro país pero aún no ha sido utilizado en ningun proyecto debido a que la norma actual no permite la construcción en madera sobre los tres pisos. Con todo, este conector ya está listo para usarse, por lo que no debería extrañar ver en un futuro próximo construcciones en madera que superen los seis pisos.

Por el momento, los Holdowns son más que suficientes para nuestras construcciones de media altura, pues funcionan muy bien en edificios de tres y cuatro pisos. La gran novedad, eso sí, es que de forma inédita se están utilizando estos conectores de manera masiva y en viviendas sociales para el proyecto de Barrios Ecosustentables de Chañaral y El Salado.

El ingeniero Juan Acevedo fue quien calculó y diseñó los Holdowns para Chañaral, pero si hubiese existido otro que estuviera disponible en el mercado chileno y que cumpliera con los mismos requerimientos, no tendría ningún reparo en utilizarlo, confiesa. Para El Salado, en tanto, los conectores serán proporcionados por Simpson Strong-Tie, fabricados y traídos directamente desde Estados Unidos.

“No es que el Holdown sea la estrella”, comenta Acevedo, “sino que todos son de igual importancia. Es la sumatoria de clavos, pernos, tornillos y conectores lo que garantiza la calidad de una obra”. Aún así, para el gerente comercial de Simpson Strong-Tie en Chile, Claudio Mujica, cuando ya esté listo el proyecto en Chañaral y las normas estén actualizadas, no se va a concebir construir en madera sin utilizar este sistema.

NOTICIAS RECIENTES

  • El proyecto ganador del concurso de Arquitectura en la Semana de la Madera 2020 valoriza la educación técnica y su necesaria administración regional

  • Los asientos Active Classroom de Studio Lancelot alientan a los niños a moverse

  • Nuevos usos y formatos: productos innovadores de madera para la construcción comercializados en Chile

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »