;

El condominio “Pinhais Park” se convierte en el primer proyecto habitacional en madera de Brasil

pinhais park

15 de Julio, 2020

El condominio, que obtuvo la certificación de Green Building Council (GBC) de edificio sustentable, se ubica en Pinhais, estado de Paraná, y consta de 136 departamentos dispuestos en tres torres de cuatro pisos. La madera como material principal entregó confort térmico y acústico. Además, la propuesta contempló áreas verdes y eficiencia en el uso de agua e iluminación de las áreas comunes.

Minha Casa Minha Vida (Mi casa, mi vida) es un programa habitacional federal de Brasil que tiene como objetivo ayudar a familias de escasos recursos al acceso de una vivienda. “Pinhais Park”, condominio que se ubica en dicha ciudad, es el primer proyecto habitacional del país que contempla la madera como material principal, elección que se justifica por la búsqueda de una construcción más sustentable.

El proyecto fue propuesto y diseñado por la empresa de construcción industrializada en madera TecVerde, filial de E2E, y ejecutado por la constructora Valor Real.

Certificación GBC

Green Building Council como entidad certificadora de edificios sustentables, está en cada país. En este caso, GBC Brasil revisó y dio el visto bueno a la labor de Forte, en específico a lo realizado por Eduardo Mattos, ingeniero ambiental que estuvo a cargo de la asesoría medioambiental. Tras un año de trabajo, recabando estudios, yendo a terreno y coordinando reuniones, en octubre de 2018 se otorgó la certificación de GBC al condominio como etapa de proyecto.

El condominio es el primer proyecto habitacional del país que contempla la madera como material principal / Tecverde

La consultoría llevó a cabo todo el proceso. El primer paso fue registrarlo en GBC Brasil con los documentos principales sobre el proyecto para proceder a una primera auditoría. Este paso, dice Mattos, es completamente en línea. Después, se envían todas las revisiones u observaciones y se procede a una auditoría cara a cara, esta vez con consultores externos calificados. “Cuánto tiempo dura es relativo al tiempo de construcción y proyecto. Las revisiones de la documentación demoran aproximadamente un mes”, explica.

Según Mattos, para que un proyecto de este tipo sea viable es fundamental contar con certificación en las fases de diseño y preliminares a la construcción, con la participación de un consultor especializado y acreditado. “Esto garantizará la búsqueda de las mejores oportunidades y soluciones de sostenibilidad en el proyecto, asegurando que el proceso de certificación sea seguro y que el puntaje sea lo más alto posible, dentro de la realidad del proyecto”, enfatiza.

Luego de la aprobación de GBC en octubre de 2018 comenzó la construcción, la cual se completó y entregó a los mandantes en mayo de 2020. Ahora están a la espera de que Pinhais Park obtenga el sello de GBC como condominio, es decir, en su fase finalizada de proyecto.

Sistema constructivo Wood Frame

El proyecto se construyó con el sistema Wood Frame para las estructuras / Tecverde

Los tres edificios de cuatro pisos, que albergan 136 departamentos de 47 m2 cada uno, se construyeron con Wood Frame (marco de madera), sistema constructivo que se aplicó en estructuras de madera rellenas con material aislante, lo que garantizó “un menor índice de transmisión térmica (factor U) y un mayor índice de reducción acústica ponderada (Rw), proporcionando un mejor rendimiento térmico y acústico en comparación con la mampostería convencional”. Además, el wood frame permite reducir el tiempo y desechos en la obra. Junto a esos atributos, el proyecto es eficiente en el uso de agua de cada departamento y en el riego e iluminación de las áreas verdes comunes, aspectos que también fueron clave para la certificación.

Según Mattos, los materiales que se utilizaron fueron dos variedades de pino (taeda y elliotis), madera inmunizada en autoclave, panel OSB, aislamiento en lana de vidrio, membrana impermeabilizante a prueba de agua, losa de cemento, placa de yeso y acabado externo.

Pinhais Park se ubica en un punto estratégico de la ciudad, con el fin de poder estar cerca del trabajo de las personas, ya que muchas veces es más costoso vivir en el centro. Además, el sitio donde se construyó posee un bosque y área de preservación, los cuales se mantienen y son parte del condominio.

La construcción en madera en Brasil

Pinhais Park se compone de tres edificios de cuatro pisos, con un total de 136 departamentos / Tecverde

Según Mattos, la construcción en madera ha avanzado mucho en Brasil con la implementación de técnicas de construcción con estructura de madera. “Los principales beneficios observados están relacionados con la velocidad del trabajo, la reducción en el volumen de residuos y la consiguiente organización en el lugar de trabajo”, dice.

Además, señala, hay una estricta supervisión sobre las regulaciones de explotación y venta maderera en Brasil: “Para comercializar este tipo de sistema de construcción, el proveedor debe cumplir con todos los requisitos legales y estar al día con las agencias ambientales”. Sin embargo, el volumen de construcción en madera sigue siendo mucho más bajo en comparación con la mampostería convencional, “posiblemente debido a la falta de información e incentivos”.

En su experiencia ha visto cómo desde el campo de la construcción se ha ido tomando conciencia en temas como la sustentabilidad y la reducción de la huella de carbono, donde la madera adquiere un rol importante.

En octubre de 2018 se otorgó la certificación GBC al condominio como etapa de proyecto / Tecverde

“Todo sistema de construcción con estructura de madera está diseñado para ser sostenible”, afirma. Pero para esto debe haber un círculo completo: en los proyectos se busca comprobar que las maderas utilizadas provengan de reforestación autorizada (manejo sostenible) porque es uno de los requisitos previos para la certificación de GBC.

“La madera permite un trabajo con menos generación de residuos, por ende, menor contaminación del entorno y reducción del volumen en los vertederos. Además, al usar madera se requiere menos tiempo de ejecución, lo que reduce el impacto ambiental”, concluye Mattos.


Escrito por Diego Zúñiga
Fotografía principal cortesía de Tecverde

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • Yakisugi: la técnica japonesa de preservación que carboniza la madera y que se populariza en occidente

  • “Apple Central World” en Bangkok se encuentra bajo un techo alero de madera

  • Andrew Waugh: “Una historia de amor con la madera”

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »