;

29 de Agosto, 2017

Nexo urbano: el proyecto ganador del concurso de arquitectura que promueve la inclusión social

Desarrollado por estudiantes de la Universidad de Santiago, esta solución se emplaza en una zona en pendiente de Coquimbo y consta de cuatro torres modulares con un puente conector que remata en un mirador.

Para el jurado se trató de un problema clásico de infraestructura urbana: dar acceso a personas con movilidad reducida a zonas altas de un cerro (y viceversa). Sin embargo, el equipo ganador destacó por resolverlo de manera “inteligente”, con una solución muy bien pensada, según explicó el jurado.

La solución arquetípica son los ascensores de Valparaíso, pero en este caso los estudiantes de la Universidad de Santiago Tamara Díaz, Santiago Contreras y Ayami Nakamura apostaron por cuatro torres de 21 metros conectadas al cerro mediante un puente y que rematan en un mirador.

Cada torre consta de un ascensor panorámico urbano y escaleras de emergencia, además de cuatro módulos de comercio distribuidos al interior para promover la artesanía local y activar el turismo de la zona. “Con esto quisimos generar una especie de faro para llamar la atención y darle un potencial turístico y económico a la ciudad, además de solucionar un problema específico de conectividad”, explica Santiago Contreras.

Reportaje-Nexo-urbano-2

También apostaron por Coquimbo por ser una ciudad con una topografía tan desafiante como la de Valparaíso pero quizá menos conocida para el común de las personas. Y en sus investigaciones descubrieron que el Barrio Inglés de esa ciudad “posee un lenguaje arquitectónico inserto en la tradición de los carpinteros del mar, influenciados por técnicas constructivas en base a madera que les otorgaron los primeros grupos de inmigrantes europeos y le brindaron al sector una valorable identidad”, explican en su memoria.

Por eso quisieron rescatar el oficio y la técnica de la construcción en madera amoldándola a las técnicas constructivas actuales, atreviéndose a trabajar con un material sobre el que no tenían mayor conocimiento.

“A los tres nos encantó la madera como material, ya que es tan noble que simplemente crece con el sol y no necesita un proceso químico ni de contaminación para ser producido. Nos encantó la atmósfera que genera, uno se siente mucho más acogido y es un producto que nosotros tenemos en abundancia en nuestro país, pero que se aprovecha muy poco en la ciudad”, comenta Tamara Díaz.

Reportaje-Nexo-urbano-3

Y en base a este material, lograron generar una forma simple que trasciende el lenguaje arquitectónico para llegar a todas las personas, cuya potencia “está en la intención de generar una gran mejora en la calidad de vida de los habitantes de Coquimbo mediante una intervención sencilla y factible”, comenta Ayami Nakamura.

Díaz complementa: “A los arquitectos nos gusta mucho soñar. Pero muchas veces los proyectos no se llevan a cabo porque no está resuelta la parte constructiva. En ese sentido nosotros trabajamos con sistemas prefabricados y modulares que se pueden encontrar actualmente en el mercado nacional para asegurar así su factibilidad. Si se hacen las gestiones pertinentes, este proyecto está listo para ser ejecutado”, concluye.

Noticia ganadores sdlm2017-9


Imágenes:  © André Dalgalarrando / © Gian Franco Costa

NOTICIAS RECIENTES

  • Lanzan el concurso de arquitectura Yakisugi para estudiantes y profesionales

  • Strong by Form propone tecnología digital y la propia inteligencia de los árboles para un mundo más sustentable

  • Noruega construirá el puente con madera estructural más largo del mundo

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »