;

25 de Septiembre, 2019

Contra manchas y derrame de líquidos: la protección a la madera del Templo Bahá’í de Santiago

La madera de nogal conforma el revestimiento interior del emblemático templo ubicado en la comuna de Peñalolen. En este edificio se realizó una protección en la madera del piso y asientos, en un proceso que duró cuatro meses, justo antes de la inauguración en octubre de 2016.

Fue una coincidencia. A fines de mayo de 2016, previo a que comenzara la etapa de construcción y montaje del interior del Templo Bahá’í, el gerente comercial de Nüprotec, Jean Pierre Celery, estaba en la recepción del Hotel Park Plaza en Santiago a cargo de la protección del piso del lugar. Mientras dirigía el trabajo y daba algunas instrucciones, Doron Meinhard —arquitecto de Hariri Pontarini Architects, la oficina detrás de la ejecución del proyecto del Templo— que también estaba en el lobby observó cómo Celery procedía. Quedó fascinado y le pidió que le mostrara el producto que estaba ocupando. Luego de algunos cruces de palabras le solicitó que participara en la protección del piso y asientos del interior del recinto del Templo.

El Templo Bahá’i de Santiago es el único en Sudamérica y el noveno a nivel mundial. En él se aceptan todo tipo de religiones siguiendo las consignas de los creyentes del bahaísmo, una religión independiente que busca la unidad de la humanidad. La construcción del Templo (cuya superficie construida es de 1200 metros cuadrados) comenzó en noviembre de 2010 y culminó en 2016, terminándose en mayo de ese año la estructura externa y comenzando el montaje del revestimiento interior en junio de 2016. La inauguración oficial fue el 13 de octubre de 2016.

Comenzando gracias a la coincidencia de dos empresas en un hotel, la marca alemana Nüprotec –que fue parte de los expositores en protección en madera de la Semana de la Madera 2019– fue la encargada de revestir la madera con protección, además de estar a cargo de la instalación del piso de nogal entregado por el mandante.

Protección del Templo con Aceite Cera

El producto que utilizaron para la protección del Templo fue el Aceite Cera (Polyx Oil) de la línea Osmo, un producto que sirve para todo tipo de pisos de madera (maciza o enchapados), de corcho o arcilla, y que puede proteger madera de muy diferentes usos como una mesa de comedor, un mueble de cocina, o un juguete de madera para un niño de tres años. Se aplicó en el piso y asientos, los puntos de más alto tránsito del recinto.

Contando con la certificación de la norma DIN 68861 – 1C (Norma industrial alemana), este producto rinde bastante en su cobertura: un litro puede cubrir aproximadamente 12 metros cuadrados si se aplican dos manos, y 20 metros cuadrados si se aplica una única pasada.

En cuanto al procedimiento en el Templo Bahá’í, se ocuparon rodillos y dos manos sobre el piso y bancas. “La línea Osmo permite retocar, cambiar piezas o renovar sin que sean visibles una vez terminado el proceso”, comenta Jean Pierre Celery, gerente comercial de Nüprotec.

Durante los tres años que lleva en funcionamiento, el Templo ha recibido 18.000 visitas semanales. En un principio, Nüprotec realizó una mantención más intensa, reparando daños estructurales del material. Según Celery, desde el funcionamiento del recinto, el personal de mantención solo se ha encargado de la limpieza y cuidado del piso. “En un principio protegimos el piso en su totalidad, sin necesidad de gastar madera y volver a pulir”, explica.

Al estar en interior, la radiación solar no fue un problema para esta madera. Respecto a la humedad, hongos, termitas y otros agentes externos, tampoco significaron un daño, ni antes o después. El Aceite Cera, al ser un producto de impregnación de la madera, protege desde su interior, lo que es distinto a los vitrificantes o formadores de película, que no protegen la madera interiormente. La madera, al estar impregnada, evita que insectos u otros la ataquen”, concluye el gerente comercial.

Resistencia y durabilidad en la madera

El Aceite Cera con el cual se trató la madera consigue que la superficie se vuelva dura, repelente al agua y resistente a la suciedad, por lo que las manchas pueden ser fácilmente eliminadas. Una vez seco, el acabado resiste a las manchas de vino, cerveza, pegamento, café, té, jugo de frutas, leche, agua, etc.

Para asegurar dicha resistencia y durabilidad, el producto de la línea Osmo satura el poro de la madera, evitando que los líquidos se absorban y manchen o dañen la madera. Otorga además una fácil renovación sin que sea necesario el pulido. Estas características aseguran mayor duración de la madera, incluso en un piso que tiene alto nivel de desgaste por su uso.

La línea Osmo de Nüprotec ha estado presente en la protección de otros proyectos de gran envergadura como el Aeropuerto de Oslo, en Noruega, donde se aplicó producto a 45.000 mt2 de piso de madera noble (White Oak de 4 mm). Cerca de 90 mil personas transitan diariamente con sus maletas por este tipo y los productos de la firma alemana fueron los elegidos garantizar su protección.

“En países como Suiza o Noruega se suele escuchar que hay casas con pisos de madera que datan de hace 200 años y están en perfecto estado. Ese dato siempre ha quedado en mi memoria. Además, esto demuestra que los productos en base a ceras vegetales poseen una ventaja mucho mayor al momento de proteger”, señala Celery.

Instalación del piso de nogal

Además de la protección de la madera, Nüprotec fue el encargado de instalar el piso de nogal en el Templo Bahá’í, algo que presentó una gran dificultad por el gran tamaño de la superficie: 1000 metros cuadrados de madera de nogal.

“El proceso fue bastante largo, desde que los radieres estaban secos, estuvimos cerca de cuatro meses instalando los 1000 m2 de piso. Muy complejo fue el cambio de piezas, sacar una madera sin dañar la de los lados y luego pulirlas. Finalmente dejar todo impecable y conforme a ojos de los mandantes”, explica el gerente comercial de Nüprotec.

También consideró fundamental el haber realizado un diagnóstico previo a la madera, antes de aplicar el producto: “Es importante conocer las características de la madera donde se aplicará protección, si esta cuenta con durezas, es resinosa, su capacidad de absorción. Qué tan antigua es y el sistema de mantención que se implementará después”. Tras la aplicación de las dos pasadas del producto “no fue necesario realizar otro tratamiento o proceso alguno como volver a pulir”, dijo Celery.

Un stand de Nüprotec y sus productos de protección de la madera fue parte de las exposiciones que funcionaron en paralelo a todas las actividades de la Semana de la Madera 2019, del 4 al 8 de septiembre en el Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM).


Escrito por Diego Zúñiga
Fotografías cortesía de Jean Pierre Celery

NOTICIAS RECIENTES

  • Lanzan el concurso Wood Startup Challenge de Madera21 en la Semana de la Madera 2020

  • Webinar MASA genera contenidos sustentables basados en la responsabilidad social

  • Vincent Callebaut Architectures diseña la torre residencial The Rainbow Tree en Filipinas

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »