;

“Proyecto refugio”: una vivienda a los pies del Volcán Chillán con DLT para resistir las bajas temperaturas

Jorge Calderon DLT

13 de Abril, 2020

El DLT (Dowel-Laminated Timber) o madera laminada en espiga, es un derivado de la madera maciza con múltiples propiedades. A mediados de marzo comenzaron las labores de construcción de una vivienda de dos pisos cuyo techo, losas de piso y muros, serán íntegramente de este material. El confort térmico que otorga el DLT será un gran aliado de la casa que se ubicará en valle Las Trancas, una zona donde “es normal que exista un metro y medio de nieve”.

El diseñador industrial Jorge Calderón, reconocido por Crulamm, una de las primeras empresas en Chile en fabricar e implementar el CLT, otro derivado de la madera maciza, explica que la principal característica del DLT es la forma en la que se usa. “Es unir madera con madera. Las tablas no se pegan, se perforan cada 30 cm, se sigue a la siguiente perforación otros 30 cm y antes de retirar se introduce un tarugo en esa perforación preliminar. Se va perforando y se va colocando un tarugo”, dice. En términos sencillos, la traducción del DLT sería “madera unida con tarugos” y se puede usar en pisos, techos y muros.

A nivel mundial, el DLT es más antiguo que el CLT, pero es menos masivo. Además, desde el punto de vista ecológico, el DLT está en un nivel superior al CLT, señala Calderón. “Se le conoce en Europa a las casas que se construyen con este material como healthy houses (casas saludables) porque no ocupa adhesivos químicos” para unir la madera.

“Hay cuatro casas construidas con DLT hace ya varios años por la empresa Idea Madera de Chillán”, señala sobre el panorama actual de esta materialidad en Chile. Su experiencia con CLT, en la que destaca las losas del primer y segundo piso en CLT de la ampliación de la Facultad de Arquitectura de la Universidad del Biobío en 2016, tres viviendas habitaciones y el diseño de cuatro jardines piloto para la Junji (cuyos mandantes han sido Conicyt y Corfo), difiere del DLT porque para este último no ha habido encargo gubernamental con enfoque investigativo. Calderón comenzó en 2010 a debutar con el CLT, pero con el DLT “ocho años antes”. “En esos años no estaba tanto la conciencia de construir con materiales más sustentables e incluir la reducción de huella de carbono, por eso el producto no era tan masivo”, explica.

Madera DLT / Jorge Calderón

Diferencial de humedad

La madera posee propiedades higroscópicas, es decir, que puede absorber y liberar humedad. “Las tablas que se van a unir pueden estar al 12% y el tarugo que se introduce para unir debe tener un contenido de humedad inferior al 12%, a lo menos en un ocho. La razón de esto es que el tarugo cuando se introduce muy ajustadamente, después le va a robar humedad a la madera que está uniendo, y por ende se va a hinchar, se va a hidratar. Cuando se hace la unión habrá un intercambio de humedad de la madera que estaba más húmeda a la que menos. Se utiliza el diferencial de humedad para lograr la fijación de las maderas a través del tarugo. Si la madera está al 12%, lo ideal es llegar al 8 o al 6%. El tarugo más seco adquiere la humedad de la madera a la que se une, se hincha y se logra unión”, explica Calderón.

El diseñador industrial titular de la PUCV señala que lo que le concierne a él es la industrialización de este proceso. Calderón ha trabajado en el diseño y desarrollo de la tecnología que permite fabricar los tableros DLT con dicho diferencial de humedad. “La máquina es grande: tres metros de altura, seis de largo y 1,20 metros de ancho”, agrega. Basada en la tecnología alemana, pero con el “99% de sus componentes hechos en Concepción”, esta máquina permite fabricar paneles de seis metros de largo. La madera utilizada para fabricar el DLT es pino radiata y el proveedor es CMPC. Sobre las dimensiones del producto (largo, alto y espesor) este siempre “responderá a las razones estructurales de la obra”, es decir, que se define según lo requerido.

Fabricación de paneles DLT para el proyecto refugio / Jorge Calderón

Proyecto refugio

El lunes 16 de marzo de 2020 comenzaron las labores de obra de una vivienda con DLT, que lleva por nombre “Proyecto refugio”, junto a Gonzalo Pedrosa, dueño de Idea Madera. Calderón hace hincapié en que dicha empresa, ubicada en Chillán, es tradicionalmente conocida por fabricar muebles. “Se requiere alto grado de precisión para trabajar con DLT”, señala.

Se están fabricando los paneles y serán trasladados al sector de Las Trancas, cerca del Volcán Chillán. La vivienda tendrá dos plantas, 74 metros cuadrados de superficie total. Los muros tendrán 2,6 m de alto y un espesor 96 mm. “El segundo piso es básicamente un dormitorio amplio. En el primero hay otro dormitorio, baño, living comedor y cocina”, detalla Calderón. “El DLT posee una excelente barrera desde el punto de vista térmico, ideal para una zona donde es normal que exista un metro y medio de nieve. Se necesita que todos los muros, lozas del primer y segundo piso, el cielo de ambos niveles y el techo, tengan el mismo comportamiento. Es decir, todos los elementos son en DLT”, agrega. La fase de diseño y cálculo estructural del proyecto tardó seis meses.

Respecto al equipo de trabajo que estará ejecutando la obra, Calderón relata que el lunes 16 de marzo estuvo entrenando al grupo de trabajadores. “Son mueblistas”, señala. “La máquina ya la saben operar pero faltaba entregarles cuál era el razonamiento. A ellos les llega la instrucción de fabricar elementos muy similares al CLT, por ende también se persigue precisión en el resultado. Cuando se llega a la obra, se ejecuta el montaje de esos elementos”. El montaje no durará más de una semana y se requerirán a lo más cuatro personas, lo que da cuenta de las mismas ventajas de construcción que el CLT. Los tornillos, fijaciones, anclajes y herrajes provendrán de la marca Rothoblas.

Finalmente, el equipo de la obra debe determinar qué tipo de protección a la madera se le aplicará a la vivienda, debido a que “en Chile toda construcción en madera siempre debe lidiar con las termitas”, y se espera que esta sea “lo menos nociva y natural posible”. Así, se realizará con impregnación en base a boro a través de aspersión, en conjunto con Lonza-Quimetal.


Escrito por Diego Zúñiga
Fotografía principal cortesía de Jorge Calderón

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • Estudio del Instituto Forestal reafirma la importancia de las políticas públicas para promover y masificar el uso de la madera

  • Agencia española de la industria forestal promueve el uso de envases y embalajes de madera

  • Artistas en madera: cuatro ejemplos de la maestría en el tallado

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »