olisur-PORTADA

Planta de Aceite de Oliva

Arquitecto: Guillermo Hevia H.
Colaboradores: Tomás Villalón, Guillermo Hevia García, Francisco Carrión G., Marcela Suazo M.
Superficie Construida: 2.800 m2
Localización: Fundo San José de Marchihue, VI Región – Chile.
Año Construcción: 2008

Un volumen de arquitectura simple y rotunda, que reinterpreta alegóricamente las arquitecturas anónimas de los campos secano-costeros del valle central en la VI región, se posa sobre los suaves lomajes arbolados, asomándose sutilmente con sus fachadas de madera y tonalidades que resaltan con la luminosidad del lugar. El cuerpo se mimetiza con la geografía y proyecta las líneas de árboles en sus fachadas. Utiliza tecnologías sustentables, creando el ambiente favorable para el trabajo y la producción de aceite de oliva de calidad.

La nueva Almazara de Olisur, a 230 85 kms al sur-este de Santiago en San José de Marchigüe (La Estrella, VI Región),  se pone a la vanguardia de la arquitectura de Almazaras a nivel mundial al incorporar el uso de tecnologías Bioclimáticas (geotérmicas, eólicas, lumínicas) tanto a los edificios como a los procesos productivos. Se incorpora un real compromiso con la Sustentabilidad, el ahorro de energías, la calidad de vida y la protección del Medio Ambiente.

La arquitectura es la protagonista para cumplir estos objetivos. Tanto de día como de noche, las formas simples del volumen principal cerrado, son complementadas por un cuerpo menor de madera y vidrio que alberga las oficinas y servicios, son la imagen que pertenece al lugar con un discurso arquitectónico, de lectura fácil y rotunda, que pone énfasis en manejar la naturaleza con sus colores y la luz. La iluminación de sus fachadas y recintos de oficinas (transparentes) cobran vida con sus tonalidades entre luces y sombras que parecen nacer del entorno arbolado de los suaves lomajes y la geografía del lugar.

Características ecológicas

Geotermia para los recintos de producción y guarda del aceite (cubas), sistemas de fachadas ventiladas en los edificios, energías pasivas para ventilar los distintos recintos de servicios  (ventilación cruzada en los entre cielos), enfriamiento de fachadas vidriadas por evaporación  desde espejo de agua en el frente del edificio administrativo y estudio de aleros según conos de sombra requeridos en las diferentes estaciones. El edificio principal utiliza luz natural cenital como iluminación diurna. Estas tecnologías pasivas aplicadas al diseño arquitectónico, permiten lograr una alta calidad de vida del personal en la totalidad del edificio.


Ver más sobre:

NOTICIAS RECIENTES

  • Protector de suelo elaborado con madera de pallets y tintes vegetales fue el ganador del Concurso de Innovación y Start-Ups en la Semana de la Madera 2021

  • Ganadores de los Wood Design Awards 2020 distinguen por su aplicación y creatividad de la madera

  • Se completa la primera estructura de madera maciza de varios pisos de San Francisco, en Estados Unidos

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »