Puente_Zapallar_13

Puente Peatonal en Zapallar

Arquitecto: Enrique Browne
Propietario: Ilustre Municipalidad de Zapallar
Constructora: MOP
Superficie construida: 48 m2
Ubicación: Ruta F-30-E, Zapallar, V Región, Chile
Año del proyecto: 2008

Se construyó un conjunto de viviendas sociales para familias que trabajan en el tradicional pueblo-balneario de Zapallar, en la costa central de Chile. Las nuevas viviendas se ubicaron al otro lado de la ruta que une Zapallar con otros poblados costeros. La ruta tiene alto tráfico y es peligrosa porque se curva varias veces, dificultando la visión de los niños que van a las escuelas y de los hombres que laboran en pesca u otros oficios.

Se nos pidió un puente que brindara seguridad a la circulación peatonal, uniendo por la parte alta ambos sectores. El puente serviría, además, para traspasar ductos de agua y energía, entre otros.

El puente se proyectó en madera laminada y está simplemente apoyado en bases de concreto. Su ejecución fue realizada en gran parte en Santiago y se trasladó por tierra hacia Zapallar, en donde se instaló e hicieron las terminaciones.

Tiene la forma transversal de un bote, pero corresponde a un arco invertido triangular, el cual está longitudinalmente arqueado, lo que disminuye las deformaciones. Una viga madre en la parte inferior, resiste la flexión. Las deformaciones son controladas por el total formado por esta viga madre y dos vigas secundarias paralelas, ubicadas a los costados. Las tres vigas se unen por las “cuadernas” y por el entablado. Los elementos interiores están comprimidos o traccionados.

Se elevaron las “cuadernas” para sostener las barandas metálicas, las canaletas con Leds de iluminación y una malla metálica obligatoria contra el arrojo eventual  de piedras hacia los vehículos. Todos los materiales se mantuvieron en su color natural.

Por motivos ajenos al arquitecto, el puente se desplazó unos 50mts. más abajo del cenit del camino. Además las rampas y barandas de los senderos de acceso al puente no se realizaron según los planos de arquitectura.

En todo caso, la obra ofrece distintas interpretaciones. Puede ser visto como el casco invertido de los botes de la bahía, como una tiara de reina de belleza, como un arco de acceso al balneario, como el espinazo de un pescado, etc.


Créditos fotográficos: Tomás Rodríguez

Ver más sobre:

NOTICIAS RECIENTES

  • Tomás Villalón: “En el concurso de Arquitectura se debe entender el potencial de la madera y su gran responsabilidad medioambiental”

  • Filamentos en base a madera reciclada buscan revolucionar el mercado de la impresión 3D

  • Comienza la consulta pública de la Estrategia Nacional de Huella de Carbono

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »