Obra_Termas geometricas

Termas Geométricas

Arquitecto: Germán Del Sol
Colaboradores: José Luis Ibáñez y Carlos Venegas
Superficie construida: 830 m2 (pozones) y 382 m2 (pasarelas)
Ubicación: Camino de Coñaripe a Pucón km. 16, fundo Cajón Negro, Parque Nacional Villarrica, Panguipulli, Chile
Año construcción: 2002 – 2003

El proyecto consiste en habilitar unas fuentes de agua caliente termal que brotan naturalmente en una quebrada casi inaccesible, en medio de los bosques nativos del Parque Nacional Volcán Villarrica, en el camino de Coñaripe a Pucón.

Son sesenta y tantas fuentes termales que suman más de 20 litros por segundo a unos 80 ° C de temperatura. Esta zona es muy visitada, y tiene entre otras cosas, muchos hoteles, cabañas y casas donde alojar.

Bañarse en una terma, tal vez sea la mejor actividad que se puede hacer al aire libre, con gusto y en plenitud, todos los días del año en el frescor del bosque, o cuando llueva, nieva, o empieza a oscurecer.

Para bañarse a gusto, se tallaron 20 pozones a lo largo de 450 metros de quebrada, en medio de la naturaleza brutal, a los que se llega por una pasarela de madera, una rampa continua sin peldaños, que permite recorrer la quebrada con confianza, y dispersarse entre los pozones, para elegir un rincón más o menos privado para bañarse, sin tropezar de noche, o resbalar con el hielo del invierno, porque la pasarela está templada con el agua termal que corre por debajo en una canoa de madera que la distribuye a los pozones.

Cerca de ellos hay terrazas para descansar, baños a prueba de toda sospecha, y lugares para cambiarse con vistas al bosque que los rodea. Hay un quincho, un espacio cubierto para sentarse a mirar en silencio, o a conversar alrededor de un gran fuego abierto, rodeado de terrazas para tomar sol.

La Terma Geométrica permite experimentar la seducción primitiva de purificarse con agua o encendiendo fuego, y dejarse llevar por su constante movimiento que retiene y calma.

Esta experiencia quizá llega a su esplendor, porque la arquitectura de lo construido tosca y precisa, permite despreocuparse y gozar el placer de bañarse o mirar, por no dejar no más. La geometría destaca lo que es natural, y lo separa de lo construido. Esta característica distingue a este lugar, y quizá, lo hace irrepetible para bien.


Fotografía: Guy Wenborne

Ver más sobre:

NOTICIAS RECIENTES

  • Tomás Villalón: “En el concurso de Arquitectura se debe entender el potencial de la madera y su gran responsabilidad medioambiental”

  • Filamentos en base a madera reciclada buscan revolucionar el mercado de la impresión 3D

  • Comienza la consulta pública de la Estrategia Nacional de Huella de Carbono

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »