Toyota-Setsuna

Toyota Setsuna


Creador: Kenji Tsui, ingeniero de Toyota
Año: 2016
Material: Abedul de origen japonés

Ni acero, ni aluminio ni fibra de carbono. La carrocería del último prototipo presentado por el gigante japonés de la industria automotriz Toyota es de madera. Pero no se trata de una mera chapa aplicada en la superficie, sino de 86 piezas sólidas de madera de cedro cortadas mediante sistemas de precisión, terminadas a mano y ensambladas sin necesidad de clavos ni tonillos, usando técnicas tradicionales de la carpintería oriental (okuri ari y kusabi).

“Para desarrollarlo hablamos directamente con expertos, desde carpinteros especializados en la construcción de templos y santuarios hasta carpinteros de embarcaciones”, explicó Kenji Tsuji, ingeniero de Toyota.

p03q6vrq

También el interior está fabricado en madera: para la estructura se usó abedul, conocido por su rigidez; para el piso, zelkova japonés, de gran resistencia y durabilidad; el tablero y los asientos se construyeron de nakai (Kalopanax septemlobus), aprovechando su textura suave; y el manubrio, de ciprés. Y aunque el encanto y la belleza que aporta este material son innegables, los creadores del modelo ‒Tsuji y el diseñador Kota Nezu‒ tuvieron varios otros motivos en mente al momento de elegirlo.

Uno de ellos es la particular capacidad que tiene la madera para envejecer con dignidad e, incluso, adquirir una apariencia aún más interesante con el paso del tiempo: “Quisiéramos que, al observarlo, el usuario imagine cómo el Setsuna va a ir desarrollando gradualmente un carácter único y complejo a través de los años”, comentó Tsuji.

Por esto mismo, la madera se presentó como el elemento ideal para conferir al producto una cualidad que rara vez se encuentra en los automóviles contemporáneos: la trascendencia. El Setsuna no está pensado para ser desechado luego de dos, tres o cinco años ‒como ocurre actualmente con la mayoría de los vehículos‒, sino para convertirse en una entrañable herencia familiar, proponen sus diseñadores. Precisamente para destacar este atributo es que en el tablero se insertó un medidor de tiempo que indica los días, años y décadas ‒hasta un siglo‒ de vida del auto, como un recordatorio de las experiencias acumuladas a bordo de él. No por nada setsuna significa ‘instante’ en japonés.

El prototipo fue presentado en la Semana del Diseño de Milán 2016 y puede alcanzar una velocidad de 45 km/h, aunque por tratarse de un modelo de prueba no está habilitado para transitar legalmente por la vía pública ni tampoco se encuentra a la venta. Se alimenta con energía eléctrica y tiene una autonomía de 25 km aproximadamente.

p03q6vrr

 

p03q6vsj

Fotos: Toyota

Ver más sobre:

NOTICIAS RECIENTES

  • Marcelo González: “El futuro de Latinoamérica en la construcción y la ingeniería es con madera”

  • El sintetizador MDLR-37 de Love Hultén toma la forma de una caja de herramientas de madera plegable

  • El concurso Obras de Arquitectura enmarcado en la Semana de la Madera 2021 lanza sus bases

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »