;

El Pabellón de Chile en la Expo Dubái 2020 apuesta por la simplicidad y la sustentabilidad

pabellón chile portada

16 de Diciembre, 2019

Dentro de las 24 propuestas que recibió el concurso público para elegir a los exponentes nacionales del evento que se realizará en octubre de 2020, resultó ganador el proyecto de los arquitectos Cecilia Puga, Paula Velasco y Smiljan Radic. Consistirá en “una sombra”, es decir, un textil que se extenderá sobre la recuperación de “un galpón chileno de estructura de lamelas de madera de roble de mediados del siglo XX”, poniendo valor en el reciclaje y la simplicidad en la construcción.

El proyecto del Pabellón País de Chile para la Exposición Dubái 2020, según indica la memoria explicativa, tendrá como objetivo “agregar valor político a una estructura de arquitectura determinada. Pasar de una arquitectura formalista a una memorable”. A nivel conceptual, el pabellón se presenta como una sombra: “Una marca primitiva sobre el suelo, tal y como lo han hecho por siglos las tribus nómades en este desierto hoy globalizado”, explica el documento.

“Trabajo desde la ruina”, señaló Cecilia Puga en una entrevista al diario La Segunda en junio de 2018. Para la arquitecta chilena de la Universidad Católica la ruina “no es una catástrofe”, sino un fundamento, es decir, una especie de oportunidad para crear. Además de la docencia, publicaciones y participación de charlas tanto en Chile como en el extranjero, proyectos premiados internacionalmente y el reconocimiento a sus propuestas -que han resultado ganadoras en más de cinco concursos públicos-, la restauración patrimonial ha sido otro de sus fuertes.

Para la participación de Chile en la Exposición en Dubái se presentaron a un concurso público 24 proyectos, entre los cuales, la propuesta de Cecilia Puga y sus colegas Paula Velasco, arquitecta y docente en UC, y el arquitecto Smiljan Radic, fue la ganadora.

Render del Pabellón Chile para Expo Dubái 2020 / Cecilia Puga

El espacio, físico y cultural, que representará a Chile, tendrá como característica la amabilidad y austeridad. La relación del calor del desierto, el concepto de la sombra y lo que representa Dubái en medio un plano árido, con la propuesta en sí, se explica y se resume con la siguiente frase: “Bajo los cielos más negros, sobre los suelos más brillantes”, de acuerdo a la memoria del proyecto.

El reciclaje se verá materializado en la rehabilitación de un galpón chileno de estructura de lamelas de madera de roble de mediados del siglo XX. “El reciclaje de esta estructura de gran valor plástico, histórico y arquitectónico, no será pasivo y melancólico, sino por el contrario, el proyecto se presenta como un manifiesto de arquitectura contemporánea que esperamos presente una nueva voluntad nacional cuidadosa de su acervo cultural”, señalan sus autores.

Junto a la sustentabilidad, la simplificación del montaje y la austeridad serán otras virtudes que se verán reflejadas en la materialidad de la propuesta, tal como explicó Cecilia Puga en una entrevista al diario La Tercera en agosto de 2019. “Los esfuerzos se concentraron en una apelación mucho más sustantiva desde el punto de vista conceptual, que consistía en poner en valor una infraestructura no solo valiosa en términos arquitectónicos sino que también por la máxima eficiencia que con mínimos recursos logra desplegar”, comentó Puga.

La estructura del suelo y la sombra

Las lamelas de madera que se reciclarán son modulares y fácilmente transportables, debido a que estas -según se explica en la memoria-, están construidas con tablas de 3 x 12 ” x 320 cm de roble, lo que promueve “su corte a discreción, traslado actual e instalación futura”. Dicha estructura permitirá “más luz con menos materia”.

La bóveda de lamelas de madera, donde se pondrá sobre ella el manto que representa la sombra, se asentará sobre “un marco de vigas de acero galvanizado compuesta por una T 300 x 20 x 20 mm más un tubular redondo de 300 x 5 mm”. El marco estará sobre una serie de elementos o patas laminares también de acero y sostendrá la bóveda naturalmente en sus lados largos.

El “cielo más negro” consistirá en la construcción de una sombra fresca dada por un colchón textil de fieltro negro/marengo de 8 mm de espesor en ambas caras, con un relleno con aislación de poliéster liviana de al menos 400 mm de espesor. Este colchón, señala la memoria, estará amarrado con cordones industriales de algodón en los puntos de encuentros estructurales de las lamelas en las cuales se asienta.

Render del interior del Pabellón Chile para Expo Dubái 2020 / Cecilia Puga

El “suelo más brillante” se verá reflejado en “la construcción de un suelo técnico industrial registrable y permeable de acero galvanizado en grilla 20 x 20 mm levantado 600 mm sobre el nivel público de la feria”. Bajo su superficie pisable existirá “una cama de agua en movimiento de 100 mm de profundidad. Esta laguna tendrá su fondo pintado blanco brillante, tan luminoso como una laguna de litio”. Entre esta laguna y la grilla de acero galvanizado, “se dispondrá de tres dispositivos mecánicos importantes para el medio ambiente: una serie de pequeños ventiladores de paso lento repartidos homogéneamente los cuales permitirán repartir en el ambiente el aire húmedo y fresco de la laguna; vaporizadores que generarán cada tanto una neblina fresca ocasional y un sistema de iluminación ambiental refleja mediante la instalación de simples focos lineales LED que reflejarán la luz obtenida desde el fondo blanco brillante de la laguna”. Toda la energía requerida por los equipos mencionados provendrá de paneles solares distribuidos linealmente en la cara sur del pabellón.

La superficie total del proyecto, sumando la plataforma y el área técnica, será de 437 metros cuadrados. Además tendrá baños, bodega y una oficina. En planta principal, abierta al tránsito del público, habrá un “bosque” de 30 pantallas HD mirrors display, o “espejo rotatorias” en español, donde se proyectarán imágenes de temas como el cuidado al medioambiente, geografía, comida e identidad. “El proyecto intenta crear un espacio informal, haciendo el menor daño posible mediante una arquitectura al paso y de paso, seca y sin grasas”, concluye la memoria de este proyecto que pretende reducir la huella de carbono.

Exposición Dubái 2020

La primera “Expo” se celebró en París en 2013. La edición 2020 se realizará en Dubái, Emiratos Árabes Unidos, desde octubre de 2020 hasta abril de 2021, donde la meta es recibir más de 25 millones de visitantes al evento.

Según reporta el sitio web EuroNews, la Exposición Universal 2020 en Dubái espera contar con la participación de 190 países, en donde al menos 80 montarán un pabellón, cuyo espacio en la feria tendrá el nombre de “Pétalo de la Sustentabilidad”.

El lema de la edición de este año es: “Conectando mentes, creando el futuro”, donde temas como la sustentabilidad, bioeconomía, economía circular y preocupación por el cambio climático y crisis energética, serán centrales durante la celebración de la exposición.

La anterior Exposición se realizó en Milán en 2015 y Chile participó en ella con un pabellón de madera de pino radiata, cuya expresión estaba definida por su estructura reticulada, y que actualmente se encuentra instalado en Temuco.


Escrito por Diego Zúñiga
Fotografía principal cortesía de Cecilia Puga

 

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • El proyecto ganador del concurso de Arquitectura en la Semana de la Madera 2020 valoriza la educación técnica y su necesaria administración regional

  • Los asientos Active Classroom de Studio Lancelot alientan a los niños a moverse

  • Nuevos usos y formatos: productos innovadores de madera para la construcción comercializados en Chile

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »