;

La Torre Blockchain de ADN, un rascacielos adaptable

MamouMani_3

9 de Mayo, 2019

La construcción de un rascacielos llamado Torre Cadena de Bloques de ADN se realizará con tecnología robótica, es decir, mediante un robot que construye y deconstruye los módulos prefabricados del edificio. Así, estudio de arquitectos Mamou-Mani y el estudio de ingeniería ARUP esperan entrar en la economía circular.

La Torre Cadena de Bloques de ADN (DNA Blockchain Tower, en inglés) es un proyecto de investigación para un rascacielos adaptable. Localizado en Dubai, el equipo para su desarrollo fue formado por Arthur Mamou-Mani, Ping-Hsiang Chen, Maialen Calleja, JiaHao Syu y Aditya Bhosle, bajo el estudio de arquitectos Mamou-Mani y el de ingenieros ARUP.

A continuación se muestra la declaración del estudio de arquitectos Mamou-Mani y el estudio de ingeniería ARUP:

“Creemos que el futuro de la construcción será en tecnologías robóticas. Esta revolución en la forma en que hacemos edificios impactará no solo en cómo diseñamos, sino también en cómo pensamos. Nuestra intención es anticipar este cambio inevitable y abrir el camino hacia una era robótica positiva. Una era donde la tecnología robótica es simple, asequible, ambiental y está conectada a nuestro conocimiento ancestral de los materiales. Una época donde los arquitectos, ingenieros y contratistas trabajarán más estrechamente, trayendo de vuelta la edad de oro de los maestros de la construcción.

La robótica arquitectónica actual se basa en un brazo robótico con más de una década que se utilizaba para la industria automotriz, se adapta a las dificultades y es muy costoso. Sobre la base del movimiento de código abierto, proponen crear un nuevo tipo de robot para la construcción de cables, que trabaje a una escala sin precedentes.

El robot construye y deconstruye torres, demostrando la naturaleza cíclica del proceso de construcción y cómo se puede anticipar la demolición en espíritu de su nueva economía circular.

Un vistazo al lanzamiento de DNA Blockchain Enterprise

Un rascacielos modular, aditivo y descentralizado que se ensambla de forma robótica en el sitio a partir de unidades espaciales prefabricadas “a.k.a bloques” dispuestos de acuerdo con una lógica ambiental, estructural y programática definida por los usuarios y los algoritmos.

Economía circular

La capacidad de la torre puede expandirse y contraerse según las necesidades socioeconómicas y los usuarios que compren, vendan o se muden a otro edificio de la cadena de bloques. “No más torres vacías, no más ciudades estáticas”, comentan desde el proyecto.

Proposición única

Secuenciación de la construcción utilizando robótica programada, aprendizaje automático (machine learning) y diseño paramétrico que mejora las habilidades de las personas y amplía los límites de los métodos de construcción conservadores, es la proposición única de este proyecto.

Diseño eficiente y seguro impulsado con las últimas tecnologías y estrategias sostenibles; adaptable y aplicable para cada entorno local en el que se pretende colocar el edificio de cadenas de bloque, también son parte de la proposición.

El poder se transfiere directamente al futuro propietario u ocupante de cada módulo, con servicios que DNA-B puede proporcionar para facilitar esto dentro de unos marcos de tiempo determinados. El tamaño de los módulos ofrece un amplio espacio para que los diseños creativos sean desarrollados por uno o diferentes equipos de diseño con el fin de satisfacer las aspiraciones de los usuarios.

Los módulos de equipamiento de oficina completos se pueden traer al sitio e instalar en un corto periodo de tiempo. Usando la precisión del robot, estos módulos se pueden colocar y asegurar a la estructura de núcleo de acero que evoluciona simultáneamente con la introducción de estos módulos. Una vez que se alcanza la altura mínima, cada cinco años habrá un tiempo de apertura en el que los módulos se pueden quitar de los soportes con el uso de los robots, se restauran fuera del sitio y se devuelven. La expansión vertical también es factible.

La construcción de rascacielos con módulos prefabricados apilados (fuera del sitio) y la ayuda del probado Cable Robotics será el futuro, ya que los edificios pueden ser escalables, asequibles y seguros. Los desarrolladores de todo el mundo pueden ajustar los parámetros clave y obtener el edificio que mejor se adapte a ellos en cualquier ubicación. A medida que la tecnología avanza y la transformación digital formará parte de nuestra vida cotidiana, es posible una nueva y renovada noción del entorno construido”.


Escrito originalmente para Mamou-Mani.
Fotografías cortesía de Mamou-Mani.

Ver más sobre: 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »