;

Oficina chilena desarrollará proyectos en madera para Ecuador, Guatemala y Vietnam

Noticia Archmotion_Fotomontaje_Cabaña

29 de Enero, 2019

Gracias al Encuentro Exportador ENEXPRO Forestal, que se realizó en la reciente edición de Feria Comad, Archmotion cerró varios acuerdos para la construcción de casas, cabañas y oficinas en base a estructuras prefabricadas en madera. Se trata de un destacado logro que permitirá posicionar el diseño y tecnología nacional en el exterior.

No pasa todos los días. Este año, modelos chilenos de construcciones prefabricadas serán levantados en partes de Latinoamérica y Asia. Ese fue el resultado que obtuvieron José Miguel Mardones y Renata Sinkevič, creadores de estos prototipos, y directores de la oficina Archmotion: un triunfo obtenido tras participar de diversas mesas de negocios en la reciente edición de Feria Comad.

Este estudio chileno de arquitectura, ingeniería y construcción participó de lo que fue el Encuentro Exportador ENEXPRO Forestal, organizado por Prochile durante Feria Comad, y donde estuvieron en contacto con diversas empresas importadoras de 17 países. Tres de ellas se interesaron por su trabajo y así concretaron proyectos en Ecuador, Guatemala y Vietnam.

“Fuimos con una voluntad de buscar más socios, que de vender productos. En ese sentido, logramos súper buena acogida, porque no está esa resistencia de una negociación, o de ver qué producto y a qué precio, sino más bien, se busca desarrollarlo en conjunto”, explica José Miguel.

De Chile al mundo

A través de ese formato de reuniones y charlas, uno de los acuerdos que cerraron fue con Ecuador. Con ellos, la propuesta fue realizar cabañas conformadas por un módulo de unos 40m2, similar a un container. Cada una de estas unidades tiene la capacidad de ampliarse al ir ensamblada junto a otra estructura, desde su parte superior o de forma paralela. Así, podrían alcanzar los 2 pisos, incluyendo un voladizo.

“Es ideal que, en el caso de que se trabaje con el módulo ya terminado, este parta en taller, ya con todo: con los artefactos, las puertas, las ventanas. De ahí, que se traslade en camión, luego lo reciba un camión pluma, y el montaje final sea directamente sobre fundaciones que ya estén listas. Eso les pareció muy diferenciador”, detalla Mardones.

Considerando los altos costos asociados a la mano de obra y que la empresa solicitaba un modelo que pudiera ser construido por ellos mismos, la oficina chilena definió que el 90% de la construcción debía quedar lista en el taller. Con ese sistema, en obra sólo restaría hacer las fundiciones e instalaciones sanitarias y eléctricas.

Por lo anterior, definieron diversos formatos de entrega, uno donde proponían trasladar el módulo completo con mobiliario incluido y otro, a partir de la entrega de un kit de piezas. Esta última opción es la que implementarán primero y, dependiendo de los resultados que obtengan, comenzarán con la construcción de más unidades.

De esta forma, fabricarán las piezas del kit en una fábrica en Chile y luego las enviarán para que sean montadas en sitio. Frente al debate de cuál sería el mejor tipo de madera para generar este diseño, Mardones explica que aún no está definido cuál utilizarán ya que se adaptarán al contexto ecuatoriano, es decir, a la norma constructiva del país. De esta forma, podría ser CLT u otro tipo de madera masiva.

Se espera que el montaje completo se pueda realizar en 5 días, considerando todas las piezas del kit, las cuales tardan aproximadamente tres semanas en fabricarse e incluir terminaciones.

Fuera del acuerdo alcanzado para Ecuador, otra empresa de origen vietnamita oficializó un proyecto con ellos para construir las mismas cabañas. Antes de desarrollarlas, este nuevo cliente solicitó a Archmotion un diseño previo para ver cómo es su producto. “Ellos quieren ver el diseño de la oficina de su empresa, que son más menos 500 m2, ver cómo trabajamos, y después industrializar en serie ese tipo de modelos”, cuenta Mardones.

Dentro del continente americano esta fórmula de construcción ha ido captando a más interesados, y desde Guatemala les encargaron el diseño de un conjunto habitacional en altura, el cual consta de unas 150 viviendas de entre 40m2 y 65m2. En este proyecto trabajarán con madera, pero sobre una estructura de hormigón.

Actualmente, Archmotion se encuentra trabajando en el proyecto de cabañas en Ecuador, que esperan comenzar a desarrollar en las próximas semanas. Para Guatemala y Vietnam, la idea es primero iniciar las reuniones de coordinación de diseños, y luego establecer una agenda de trabajo para los meses siguientes.

De esta manera, comienzan a constituirse como un caso de éxito al exportar diseño nacional al extranjero, donde se entrega valor agregado al producto bruto, ofreciendo casas prefabricadas o soluciones constructivas más complejas, en las que incorporan terminaciones, aislación o artefactos a un panel de madera. 

Sin duda, esta serie de acuerdos habla del buen momento por el que pasa la madera chilena,
apuntando hacia una exportación que va más allá del material en sí. Por lo mismo, instancias como Feria Comad están buscando facilitar este tipo de encuentros, donde los productores nacionales pueden hablar directamente de las ventajas que ofrecen sus iniciativas de construcción.


Escrito por Yuriko Takahashi.

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • Yakisugi: la técnica japonesa de preservación que carboniza la madera y que se populariza en occidente

  • “Apple Central World” en Bangkok se encuentra bajo un techo alero de madera

  • Andrew Waugh: “Una historia de amor con la madera”

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »