22 de Marzo, 2018

Los clásicos cepillos de madera ganan terreno como alternativa sustentable

Es un objeto que se usa a diario y que generalmente está fabricado con diversos materiales difíciles de reciclar. Sin embargo, con el tiempo se ha popularizado una nueva versión, de madera, que sí es más ecológica.

Reducir el consumo de bolsas de plástico es un hecho en nuestro país y todos aquellos que quieran seguir aportando con esta causa y no saben por dónde seguir, pueden cambiar el cepillo de dientes de plástico por uno de bambú.

Cepillo de dientes de plástico: desastre ambiental

Estos objetos plásticos constituyen un gran problema para el medio ambiente. Se usan aproximadamente durante tres meses y luego no se reciclan porque están hechos con muchos tipos de plástico, por lo que simplemente van a los vertederos o terminan en alguna playa.

Considerando que se consumen 4.7 billones de cepillos de dientes de plástico cada año en el mundo, el cambio debe hacerse con urgencia. A esto se suma que los cepillos pueden tardar más de mil años en degradarse.

Foto_Reportaje_Cepillos-2

La higiene oral es importante y siempre lo ha sido. Usando palillos masticables la civilización egipcia constituye la primera evidencia. En el mundo islámico, el Miswak todavía se usa para limpiar los dientes, las encías y la boca.

Sin embargo, la invención más antigua del primer cepillo con cerdas, similar al moderno, se encontró en China, durante la dinastía Tang. Los materiales utilizados consistían en pelo de cerdo para cerdas y bambú o hueso para asas.

Pronto, los viajeros llevaron este objeto a Europa durante el siglo XVII, donde lentamente ganó popularidad. Finalmente, el cepillo de dientes moderno nace con cerdas de nylon en 1938. Hacia el final del siglo XXI, el plástico se convirtió en el estándar para su fabricación.

Foto_Reportaje_Cepillos-3

Alternativa ecológica: el renacimiento del cepillo de dientes de madera de bambú

La mayoría de los cepillos de madera están hechos con bambú Moso, una especie originaria de Asia que no sirve de alimento para los pandas. Se puede cosechar en tres años sin necesidad de pesticidas. En comparación con el período de crecimiento más largo de la madera, el bambú tiene un impacto ambiental relativamente menor y es 100% biodegradable.

Los cepillos de dientes de madera de bambú se pueden encontrar en Europa, principalmente hecho a partir de bosques sostenibles.

Una palabra sobre las cerdas

Las cerdas de nylon han sido por un tiempo especificadas como biodegradables por algunos fabricantes. Sin embargo, no hay nylon biodegradable en el mercado y si se quiere dejar en un compost un cepillo de bambú hecho con esas cerdas, primero hay que quitarlas.

Así, por ejemplo, el crin puede ser una mejor solución, y no se maltrata a los caballos, ya que simplemente se les corta el pelo al igual que lo hace el ser humano. En consecuencia, los cepillos de dientes de bambú con cerdas naturales sí son 100% biodegradables.

Foto_Reportaje_Cepillos-6

Para adquirirlos en Chile

En tanto en nuestro país la utilización de este tipo de cepillos se vuelve tendencia. Los ojos de una parte del mercado están puestos en la importación y una de esas tiendas es Bamboo & Organics, ubicada en el Drugstore de Providencia en Santiago. Cuentan con dos tipos de cepillos, ambos con el mango de bambú, uno de ellos con celdas del tipo nylon que se descompone con mayor facilidad. Mientras el otro, que tiene cerdas de carbón de bamboo, aplica la propiedad antibacteriana del bamboo, que es capaz de inhibir el crecimiento y desarrollo de bacterias e incluso su eliminación.

Otra de las tiendas locales es Bumi Lifestyle, comprometidos con el cuidado del medio ambiente ofrecen productos no desechables y entre ellos están los cepillos de bamboo importados. Realizan envíos a través de correo o entregas en el sector de Manquehue en Santiago. El contacto es bumicontacto@gmail.com y se encuentran en redes sociales.

Una tercera alternativa es Natugo, la tienda nacional que tiene a la venta cepillos de bamboo tanto para adultos como para niños. Según explican cada parte del producto que ofrecen está hecha en base a plantas: cerdas, mango, envoltura y caja. Además es vegano, natural y no tóxico.

Y si bien hasta ahora nuestro mercado se sostiene gracias a la importación, una producción local de estos implementos podría ser posible con madera nacional.


Texto original en Frangipani

NOTICIAS RECIENTES

  • Agrupación de la Universidad de Washington promueve la descarbonización de la construcción a través de seminarios e investigaciones

  • Martin Thübeck ensambla una colección de muebles modulares mediante una simple unión

  • Tomás Villalón: “En el concurso de Arquitectura se debe entender el potencial de la madera y su gran responsabilidad medioambiental”

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »