27 de Junio, 2019

Ioncell: el proyecto que crea ropa a partir de madera y materiales reciclados

Periódicos, cartón, algodón y madera. A partir de estos materiales de uso diario, la Universidad de Aalto en Finlandia pretende revolucionar la industria textil mundial. Así, han creado fibras de forma respetuosa con el medio ambiente que se convierten en todo tipo de ropa y que esperan poder comercializar y expandir su producción, y que de aquí a seis años sus textiles estén en las listas de compra navideñas.

La economía circular y la bioeconomía están en alza. En los últimos tiempos cada vez más personas tratan de comprar responsablemente y dar a los objetos una larga vida útil para ser más eficientes con los recursos naturales y poder cuidar al medio ambiente. Como tal, la madera no podía quedar atrás, y es que existen numerosos proyectos de bioeconomía de uso cotidiano creados en base a madera, desde juguetes para niños, pasando por envases y hasta bicicletas fabricadas sosteniblemente con este material.

Varias industrias se están sumando a esta creación de productos con desarrollo sostenible. En concreto, la industria textil también está entrando en el círculo. Según un artículo de CNN Chile es la causante del 10% de las emisiones globales de carbono y utiliza casi 70 millones de barriles de petróleo cada año para fabricar fibras de poliéster, que pueden tardar más de 200 años en descomponerse.

Es por esto que existe una creciente demanda para que la industria de la moda reduzca urgentemente sus efectos dañinos sobre el medio ambiente. Al respecto han surgido variados emprendimientos que tienen como núcleo de unión esa preocupación de ser menos contaminantes, como por ejemplo Ecoalf, una empresa de diseño española que fabrica ropa con materiales reciclados como café, lana, algodón, neumáticos o redes de pesca.

Hacer ropa con materiales sostenibles aparece como una solución para cuidar el medio ambiente. “Necesitamos hacer un cambio para que los materiales sostenibles estén integrados en el sistema y la gente pueda comprar fácilmente prendas hermosas y cómodas que no causen problemas ambientales”, explica la profesora Pirjo Kaariainen de la Universidad de Aalto en Finlandia.

Es en esta Universidad Aalto de Finlandia donde se ha venido desarrollando una tecnología a lo largo de los últimos diez años. El proyecto de investigación y comercialización recibe el nombre de Ioncell, una tecnología que crea fibras de tejido resistentes en base a la celulosa encontrada en madera, periódicos, cartón o algodón de prendas usadas. De esta forma, crean estas fibras que pueden ser utilizadas para la fabricación de prendas de vestir como vestidos chaquetas y bufandas así como para otros objetos textiles como por ejemplo fundas para computadores.

Ioncell y su proceso de fabricación

La tecnología Ioncell crea estas fibras con un proceso no contaminante, ya que no utilizan productos químicos para su elaboración. Los únicos productos químicos que se aplican para disolver la celulosa y convertirla en fibra textil son el agua y  un nuevo disolvente llamado “líquido iónico”, que pasan por un proceso de hilado conocido como “dry-jet wet spinning”.

El disolvente utilizado, el “líquido iónico”, es respetuoso con el medio ambiente que se puede reciclar y no es inflamable como muchos otros. Además, tanto éste como el agua utilizada no se desechan y son puestos en circulación de nuevo para el siguiente proceso.

Las fibras resultantes de este proceso de reutilización de materiales como la madera son suaves al tacto pero fuertes incluso cuando están mojadas. “Debido a su alta tenacidad, las fibras de Ioncell son óptimas en aplicaciones técnicas como los compuestos”, aclaran desde la página web de Ioncell y la exponen con propiedades biodegradables, con absorción de humedad, lustrosa y brillante y que además se puede teñir.

El equipo de Aalto, fundado de forma pública, espera tener una línea de producción piloto hecha con esta nueva fibra para 2020, una suerte de pequeña factoría para testear el producto en el consumidor. Es por ello que actualmente se encuentran en búsqueda de colaboradores para escalar en la producción y comenzar a comercializarlos. De hecho, quieren que esa ropa, hecha de madera reciclada, esté disponible para ser incluida en las listas de compras de Navidad en 2025.

El vestido de la primera dama finlandesa

Para apoyar esta nueva tecnología, que podría reducir el daño ambiental causado por la industria de la moda, Jenni Haukio, poeta y primera dama finlandesa, lució en una reciente gala estatal un vestido hecho a partir de abedules, un tipo de árbol de ese país.

El vestido que lució Haukio fue creado por académicos de la Universidad Aalto de Finlandia utilizando esta nueva tecnología sostenible. La que aseguran, es más respetuosa con el medio ambiente que usar algodón o fibras sintéticas. Además, hace uso de la madera de una forma en la que no se desperdicia.

El vestido fue diseñado por un joven estudiante de moda y diseño de la Universidad de Aalto, el que quiso mostrar, según su profesora Pirjo Kaariainen, el respeto por la naturaleza finlandesa. La docente resalta que la fibra funciona bien para la fabricación de ropa porque es “suave al tacto, tiene un brillo precioso y cae de forma muy bella”.


Escrito por Paloma Ávila
Fotos cortesía de Ioncell.fi y CNN Chile

NOTICIAS RECIENTES

  • Siete tópicos ligados a los bosques y la sustentabilidad maderera se abordarán en la WCTE 2021

  • Velas translúcidas entrelazadas con esqueleto de madera forman el “Castillo de vela Fuzhong”

  • Expositores ligados a la construcción sustentable en madera destacarán en la Semana de la Madera 2021

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »