El artista chileno Jean C. Petitpas expone en Temuco parte de su destacada obra en madera

2PORTADA

7 de Octubre, 2021

El pasado 21 de septiembre se inauguró la exposición Lo Abierto, del arquitecto y escultor Jean C. Petitpas. Su trabajo, concentrado en una sala del Pabellón Araucanía, da cuenta de la prevalencia de un lenguaje  originario en la madera que ha traspasado a otras materialidades.

Proveniente de la Región de La Araucanía, el escultor temucano Jean C. Petitpas aún recuerda su primera creación en madera. Fue una en raulí, en el año 2004. “Se trató de un trozo de tablón sobrante de una escultura de José Balcells, mi primer maestro. Esa vez hice un trabajo de corte, tallado y pulido, sin uniones, con una pequeña distancia presente entre las dos partes que la compusieron”, rememora.

El artista chileno, de trayectoria escultórica con esta materia prima, fue primero un estudiante de arquitectura atraído por el concepto “Ciudad Abierta”, en donde el habitar se inscribe de manera discreta y consciente del territorio, junto a la impronta de sus habitantes por aunar las dimensiones de la vida, trabajo y estudio. Se tituló en 2005, pero continuó una carrera artística que lo llevó en 2017 a exponer una decena de esculturas de cedro, llamadas Márgenes, como también Un otro fuego, donde se aventuró con el material en una serie de esculturas suspendidas en la cripta de la Iglesia de Los Sacramentinos. 

Petitpas ha estado vinculado a la docencia desde el 2005, participando hoy de la escuela de Arquitectura en la Universidad Autónoma, así como de la Facultad de Arquitectura, Arte y Diseño de la Universidad Católica de Temuco, en la cual en 2019 participó del workshop “FAAD UCT”, orientando a los estudiantes con distintas reflexiones acerca del presente.

“Yo les propongo dos cosas: que concienticen la incertidumbre como parte del proceso creativo y que suspendan la prematura necesidad de definición, porque es mientras ‘aún no conocemos´ que nos vemos impulsados hacia la aventura creativa, instancia depositaria de una valiosísima confianza en ustedes”, aconsejó en dicha ocasión. 

Lo Abierto, en Pabellón Araucanía de Temuco 

La exposición estará disponible hasta el 21 de octubre / Pablo Casals Aguirre

A casi cinco años de su primera exposición sobre esculturas en madera, y a casi 14 de su primer trabajo con el material, Jean C. Petitpas se encuentra en su ciudad natal con la exposición Lo Abierto, donde se reúnen 14 de sus obras donde se observa la ligereza, suavidad y ductilidad del material. “Mi concepto de la escultura proviene de mi relación con la madera, incluso las obras de metal son abordadas desde la misma lógica. Bifurcaciones y tensiones que van describiendo un gesto”, dice el artista.  

“La madera contiene en su constitución, un modo de abordar el espacio descrito en la esbeltez de los árboles. Entre otros materiales, destaca por la libertad con que permite ‘dibujar en el aire’, al ser su resistencia legible a la vista y al tacto”, continúa. 

Para estas 14 obras, como también para gran parte de sus esculturas, el artista se provee de cedro, raulí y de haya, reconociendo que su técnica adquirida surge naturalmente desde la práctica y el error, aunque reconoce que le cuesta “dar por terminada una escultura en madera, debido precisamente a su abertura”. “Me suele pasar que, previo a un montaje, dudo sobre si acaso todas las piezas no son en realidad parte de una única obra”, indica. 

En sus obras se observa la ligereza, suavidad y ductilidad del material, en varias aplicaciones elípticas / Jean Petitpas

En ese sentido, el título de la exposición se vuelve literal, ya que “Lo Abierto” se expresa en formas, mensajes e interpretaciones. Abierto, desde el nacimiento de las ideas que fueron plasmadas en figuras curvas, lisas y suaves, o tajantes y grumosas, hasta la lectura que la dirección tomada con la madera revela un eterno diálogo con el espectador. “Si bien se refiere al espacio que da lugar” dice el escultor sobre el nombre, “también alude a la mirada, a la comprensión y al presente como un estado del ser”. 

La sensibilidad por el vivir es algo que destaca en el trabajo de Petitpas. Sus obras comprenden la ausencia como complemento y garante de unidad, es decir, el vacío se vuelve protagonista y parte fundamental. Las texturas de sus creaciones son destacadas por las sombras y luces de su contexto, mientras que sus dimensiones y tensión traen variados aspectos de la arquitectura y de cómo concibe el espacio. Así logra un constante equilibrio en las obras que pareciera buscar incesante expansión. Aquí la madera y sus cualidades permiten una exploración, contemplación e interpretación desde una tactilidad intrínseca, intuitiva con el sentir y vivir humano,  ampliando el concepto de sus atributos como material. Tanto para el artista como para la audiencia. 

Son 14 obras que expone el autor en el Pabellón Araucanía / Phillipe Blanc – Jean Petitpas

Las 14 creaciones estarán disponibles hasta el 21 de octubre en el Pabellón Araucanía de Temuco. La exposición podrá ser visitada en horario continuado entre 09:00 y 17:00 horas, de lunes a viernes.


Escrito por Catalina Evans Amador
Fotografía principal cortesía Jean Petitpas

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • Petro Lahtinen: “De lo que más podemos beneficiarnos es usar la madera sustentable en cualquier producto requerido por la humanidad, y que eso sea beneficioso para el planeta”

  • Investigación optimiza el desempeño estructural y energético de edificios construidos en madera para evitar sobrecalentamiento

  • Centro cultural y hotel sueco destaca como uno de los más altos del mundo construido en madera

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »