Concurso de Diseño de Madera21 ya tiene abiertas sus postulaciones para proyectos de diseño innovadores con el material

_PORTADA - _BGP8843

8 de Marzo, 2022

El certamen organizado por Madera21 busca congregar a los proyectos en madera que sean bioeconómicos, innovadores y sustentables, desafiando a los postulantes a agregar valor en sus iniciativas y reducir su impacto en el entorno. La temática de este año, “De una pieza de madera a un objeto de valor: Valorización, optimización y sustentabilidad” se despliega en el siguiente reportaje con sus criterios de evaluación y con consejos de su director, Sebastián Amaral, así como los proyectos ganadores de la versión 2021.

El XI Concurso de Diseño de Madera21, propone el desarrollo de productos bioeconómicos y sustentables, con el objetivo de agregar valor y disminuir la huella de carbono en los considerados de uso masivo. Y en ese sentido la madera, como una alternativa dimensionable y con presencia en el mercado, aparece como una gran alternativa para cumplir con el desafío, al poder utilizarse desde un tablero, un cubo de madera sólida, desde piezas aserradas hasta biomateriales o residuos. 

Según el informe de la FAO, “Productos de Madera en la Bioeconomía Global (2021), la bioeconomía tiene amplias potestades para abordar las consecuencias del consumo y la dependencia excesiva de los recursos naturales no renovables. Es así como los productos en base a madera, como insumos para alcanzar las metas de desarrollo sostenible, pueden ser capaces de reemplazar tanto a los de origen fósil como a los intensivos en gases de efecto invernadero.  

El rendimiento del material es el corazón de la temática del presente certamen, “De una pieza de madera a un objeto de valor: Valorización, optimización y sustentabilidad”. Los equipos provenientes de carreras de diseño y/u otras afines, de las universidades y centros de formación técnica y profesional de Chile e Iberoamérica, deberán trabajar en sus dimensiones, disponibilidades, posibilidades de mecanización, de especie y formato, a partir de la materia prima existente en Chile. De esta manera, se tendrá una base para proponer soluciones de mayor valor agregado y escalables. 

La temática es “De una pieza de madera a un objeto de valor: Valorización, optimización y sustentabilidad” / M21

Bajo esta lógica, las distintas propuestas deben lograr un objeto de valor de uso diario, funcional o de sistema de productos, el que debe cumplir con criterios de comercialización B2C (Business to Consumer) y de producción industrial futura, al igual que con parámetros de rendimiento, de diseño, forma, función y sostenibilidad. 

El informe “Desafío Forestal para un Chile Sostenible” (2021), elaborado por la Comisión de Desafíos Futuros del Senado, indica que un reto a nivel país es aminorar la dependencia a los combustibles fósiles para la generación de energía y la producción de plásticos para objetos de uso diario. Es así como la versatilidad de la madera se vuelve preponderante para la solución, presentándose como campo fértil para la innovación y el desarrollo científico de materiales más amigables con el medioambiente. 

“Otro desafío que se plantea, es la revalorización de la madera como un material de alta calidad. Para esto, la creación de objetos y mobiliario en base a madera ofrece posibilidades interesantes, ya que permite todas las escalas productivas, distribuidas en el territorio, con un alto valor agregado y un bajo impacto ambiental”, se lee en la publicación.

Criterios de evaluación

Bajo cuatro puntos se evaluarán las postulaciones del presente Concurso de Diseño. El primero es la Generación conceptual, solución técnica y creación de valor a través del material (25% del puntaje), donde se valorará la incorporación de tecnología y sustentabilidad en la resolución del proyecto en madera. 

El segundo es la Solución formal y de producción (25%), donde se analizará la calidad de la manufactura y la coherencia con la función determinada del objeto, valorizando el proceso de fabricación sustentable, el diseño armónico y la consciencia por los criterios económicos involucrados. 

En 2021, Itsun obtuvo el primer lugar del Concurso de Diseño / Equipo ganador

Como tercer punto está la Cualidad funcional (25%), que analizará al producto desde su usabilidad, la resolución técnica y las propiedades de la madera comprendidas. A su vez, en este criterio se estudiará si lo diseñado cumple, desde su funcionalidad, con la temática del concurso. 

El último parámetro es el Impacto y potencialidad de la innovación (25%), donde primará la identificación de una oportunidad relevante para la generación del proyecto, valorando su creatividad tanto en su solución formal, funcional o en su propuesta conceptual. Las técnicas utilizadas, su potencial y proyección de escalamiento, de la misma manera que el valor añadido al estado de arte actual del uso maderero serán exigencias a observar. 

Uso de la madera

La temática de este año, “De una pieza de madera a un objeto de valor: Valorización, optimización y sustentabilidad”, busca desafiar a la madera desde el diseño, estudiando el material y optimizándolo con el fin de agregar valor y disponibilizar elementos sustentables que permitan reducir la huella de carbono en el mundo. Es así como se despliegan los siguientes objetivos a cumplir en el certamen

El primero es reconocer en el diseño una herramienta fundamental para innovar, tanto en el uso de la madera como en la aplicación de sus derivados. En ese marco, el trabajo en equipo de los estudiantes y sus profesores debe incentivar la excelencia, a través de una investigación rigurosa y que aplique estos conceptos en el proyecto realizado. 

Junto con lo anterior, el concurso quiere promover e incentivar el conocimiento de la madera y sus propiedades en el estudiantado, desde el trabajo empírico y de toda la exploración posible con la materia prima. En relación con eso, es determinante la adaptación de nuevas tecnologías y aplicaciones que su propuesta pueda brindar. 

Y como último objetivo está la estimulación para ejercer una solución de manera creativa y consciente. Para ello debe comprenderse el material, visualizando el amplio espectro de posibilidades que tiene a la hora de diseñar un producto. El fin del concurso, junto con las postulaciones, es promover la utilización de la madera en el trabajo profesional y técnico de los futuros profesionales, impulsando a nuestro país como un referente global en el diseño con el material en el mundo. 

Recomendaciones del director del XI Concurso de Diseño

WoodMood se quedó con el segundo lugar en el concurso del año pasado / Equipo finalista

Sebastián Amaral, Director del Concurso de Diseño de la Semana de la Madera, plantea que el principal desafío para abordar el certamen es uno creativo, entendido como un comportamiento que permite explorar alternativas dentro de un marco técnico y de las posibilidades que ofrece el material. Bajo esa lógica, dice que los equipos participantes deben analizar la dimensión sustentable que su postulación puede tener, ya sea en el diseño y el uso por parte de los usuarios, como también el beneficio medioambiental venidero.

“Abordar una temática de diseño a partir de una restricción técnica, como un tablero o una pieza definida, nos obliga a entender los procesos industriales, someter a las ideas a las posibilidades de producción y de rendimiento, entre otras variables críticas al momento de llevar una idea a un prototipo, hasta que se convierte en un  producto disponible para el mercado”, indica.

Al consultarle sobre el protagonismo de la madera para responder a la temática, el diseñador gráfico afirma que su potencial es infinito. Tanto de las miradas sustentables y de la materialidad, como de la posibilidad que puede brindar a las fases de diseño. 

“Lo anterior nos abre las puertas para pensar en diversos ámbitos, como en compuestos para impresión 3D, en piezas de apoyo para la construcción, en ingeniería, en el hogar, en la energía, los textiles, el packaging y el mobiliario, sólo por mencionar algunos, a los que la investigación y la innovación irán sumando más posibilidades y rubros en los que la madera sea un agregador de valor”, expresa.

Dentro de lo que Amaral recomendaría a los equipos postulantes, está el abordar el ciclo de creación desde la dimensión de su uso o función, identificando una idea atractiva para las personas o para un proceso, y que sea capaz de generar atracción y deseo para sus posibles usuarios. 

“En segundo lugar, otra recomendación es que se pueda fabricar de manera industrial y que considere aspectos de factibilidad técnica, lo que nos obliga a comprender y entender las tecnologías disponibles. Y en tercer lugar, que considere aspectos relacionados con temas de comercialización y rendimiento, de manera que sea competitivo y logre ajustarse a los mercados para capturar todo el valor posible”, finaliza.

Calendario

Las inscripciones para los equipos postulantes del XI Concurso de Diseño ya se encuentran disponibles en la web de la Semana de la Madera, sección “Concursos”. Éstas se mantendrán abiertas para la entrega digital de los anteproyectos hasta las 23:59 horas del 25 de julio, mientras que la organización del certamen tendrá disponible la posibilidad de consultas sobre el proceso hasta el 17 de junio. 

Cabe señalar que en este año se realizarán dos etapas de evaluación. En la primera, y tras el análisis del jurado de todas las postulaciones, se entregará una nómina con los mejores proyectos seleccionados,  los que deberán ser presentados nuevamente en la segunda etapa ante el jurado, para así definir a los tres primeros lugares del certamen. 

Los seleccionados para la etapa final serán anunciados el 9 de septiembre, mientras que la presentación ante el jurado de los mismos y la votación del público se realizará durante la semana del 3 de octubre. Los mejores proyectos serán exhibidos presencialmente durante la Semana de la Madera, mientras que los ganadores, finalistas y menciones honrosas serán anunciados el 19 de octubre. 

Ganadores, finalistas y menciones honrosas de la última versión del concurso

Musu y su intervención en las casas Serviu se quedó con el tercer lugar en 2021 / Equipo finalista

El año pasado el Concurso de Diseño abarcó diversos proyectos que destacaron por sus atributos madereros. Por ejemplo, el ganador del certamen fue Itsun de la Universidad Federico Santa María María de Valparaíso . Un cubre ventana ajustable que optimizó la reflexión de la luz natural en los hogares, el que con estilos lúdicos de polígonos ofreció novedosas experiencias con el sol. 

El segundo lugar fue para el juego infantil WoodMood, de DUOC UC, el cual promueve el desarrollo integral, las habilidades motoras, mentales y medioambientales en los niños ante las exigencias de confinamiento producto de la pandemia, a través de uniones, perforaciones circulares, pizarras, puzles, laberintos e incluso una cuerda removible. El tercer lugar se lo llevó “Musu – Multi superficie casas SERVIU”, de la Universidad del Desarrollo, quienes buscaron intervenir en este tipo de hogares reemplazando sus muros por otros de madera, para así generar nuevos ambientes y superficies optimizadas para el ocio, el estudio o el trabajo. Las menciones honrosas fueron para Cupal y Atlas, de la Universidad del Desarrollo y la Universidad Tecnológica Metropolitana, respectivamente.


Escrito por Redacción Madera21
Fotografía principal cortesía Madera21

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • Refugio en madera ubicado en la reserva biológica Huilo Huilo sigue parámetros sustentables de diseño y de preservación del medioambiente

  • Sillas de madera fabricadas con tecnología CNC son destacadas en importante premio de diseño nacional

  • FácilCNC: la innovación chilena de manufactura en madera que busca expandirse al extranjero

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »