;

Lanzan el concurso de arquitectura Yakisugi para estudiantes y profesionales

Yakisugi (4)

28 de Octubre, 2020

La competencia, que tendrá por tema la creación de una cabaña en madera certificada, lanza su concurso el 30 de octubre junto con una clase magistral online del arquitecto japonés Yoshifumi Nakamura con acceso liberado. Las inscripciones estarán abiertas para estudiantes de arquitectura y arquitectos hasta el 30 de enero de 2021.

Con el objetivo de involucrar estudiantes de arquitectura y arquitectos en el uso y conocimiento de la madera, Woodarch ha creado el concurso de arquitectura Yakisugi.

La competencia tiene por objetivo estudiar e investigar la arquitectura de espacios habitables reducidos e introspectivos, a través de un habitáculo para dos personas que permita dormir, bañarse, trabajar, cocinar y comer.

Las inscripciones de los equipos, así como consultas, comenzarán el 30 de octubre de 2020 y se extenderán hasta el 30 de enero de 2021. Junto con el lanzamiento, el mismo 30 de octubre tendrá lugar a las 9:00 horas una clase magistral del arquitecto japonés Yoshifumi Nakamura con acceso liberado que se dará a través de Zoom (ID 577 837 0515).

Temática

Tiene por temática concebir un habitáculo mínimo, como una cabaña primitiva / Woodarch

La competencia contará con dos categorías, estudiantes de arquitectura y arquitectos sub-40. Los estudiantes deberán ser de facultades acreditadas en Arquitectura en Chile y el equipo estará formado entre uno y cuatro alumnos y un profesor guía (con un máximo de cinco equipos por facultad). Por otra parte, en la otra categoría, los profesionales deberán ser arquitectos acreditados en una universidad chilena o con un título convalidado en Chile y que menores de 40 años (solo podrán presentar un proyecto).

Este concurso tiene por temática concebir un habitáculo mínimo, en la tradición de la cabaña primitiva, que no exceda los 50m2, para construirse “off the grid” en algún lugar de Chile, a escoger por cada concursante.

Se deberá definir la localización pensando en zonas idóneas a lo largo del país, pero teniendo en cuenta los recursos, el paisaje circundante y la distancia a las ciudades actuales. “El proyecto podría eventualmente localizarse en un bosque en el sur de Chile, en una ribera, en una costa del mar Pacífico, en un espacio subterráneo en una mina, en medio de la ciudad, o en la locación que determine la investigación y propuesta de los proyectos”, expone la organización.

De esta forma, pone de relevancia el ideal de cabaña primitiva ante el ritmo acelerado de la vida metropolitana, con el diseño de este espacio donde las necesidades materiales y simbólicas convergen, las relaciones entre forma y uso se intensifican, y las diferencias entre mueble e inmueble se difuminan.

Para el diseño de la cabaña, el concurso aclara que puede utilizarse como ejemplo el modelo de Yoshifumi Nakamura, un arquitecto japonés que ha dedicado cincuenta años de su vida profesional a pensar y concebir espacios reducidos que buscan promover un estado de contemplación.

Madera como material de construcción

Las inscripciones de los equipos comenzarán el 30 de octubre de 2020 / Woodarch

La madera se plantea como material y herramienta fundamental de la resolución arquitectónica, propuesta programática, espacial y como elemento facilitador en la habitabilidad del proyecto. “La construcción deberá concebirse íntegramente en madera certificada, pudiendo usar indistintamente pino radiata, madera Yakisugi, o una combinación de ambos, tanto en interior como exterior, como estructura o cerramiento (o difuminando esta dicotomía), de un modo creativo y atingente”, aclaran las bases.

La madera presenta grandes ventajas, como beneficios medioambientales al ser un material sustentable y renovable, con capacidad de retención del carbono; también porque es industrializable; con buenos desempeños de eficiencia energética, al fuego y ante sismos. El concursante deberá incorporar algunos de estos criterios investigados para tratar de lograr mejores desempeños.

Técnicamente, la estructura portante del proyecto debe resolverse en sistemas de madera de ingeniería (MLE, CLT, LVL, paneles o losas prefabricadas, etc.). La prefabricación debe ser un parámetro a considerar desde el inicio del diseño (contemplando prefabricación y montaje de la estructura). El proyecto deberá hacerse cargo de la relación de la estructura con la intemperie, garantizando el mejor mantenimiento posible. Y, finalmente, la envolvente del proyecto debe considerar como material primario de revestimiento madera Yakisugi al menos al exterior.

Programa

Tras la inscripción de los equipos de universidad o arquitectos particulares a través de la web, se pasará a una segunda etapa de participación. En esta segunda etapa deberán entregar digitalmente (hasta el 30 de abril) lo siguientes archivos: ficha de proyecto a través de un formulario, láminas con el diseño y material, memoria explicativa con un máximo de 300 palabras, imágenes del proyecto y un video de presentación.

El anteproyecto que deberá entregarte considera un plan arquitectónico para una cabaña en Chile, que diseñe los espacios con una mirada crítica hacia la configuración habitual de los programas (living, comedor, baño, etc.), y proponga soluciones alternativas para la organización de estas acciones en el espacio.

El proyecto debe diseñar su propio programa tomando como línea de acción los siguientes eventos: dormir (dos personas); aseo del cuerpo; socialización, descanso y contemplación del exterior (en grupos de hasta seis personas); y cocinar y comer.

Premiación y jurado

Entre los componentes se encuentran Cristián Izquierdo y Yoshifumi Nakamura / Woodarch

El jurado, quien elegirá ganadores y comunicará el resultado el 30 de mayo de 2021, estará compuesto por: Cristián Izquierdo, director y presidente del concurso; Yoshifumi Nakamura, miembro honorario; Guillermo Acuña; Verónica Arcos; Alejandra Celedón; Gabriela García del Cortázar; Cecilia Puga y Cristián Undurraga.

Los criterios de evaluación serán los siguientes: fundamentación y coherencia (15%), estrategia de localización, emplazamiento, resolución programática y espacial (30%), propuesta arquitectónica desde el material (35%) e innovación de la propuesta (20%).

Tanto para los estudiantes como para los arquitectos en la categoría sub 40, el ganador de cada categoría recibirá un viaje a Japón durante una semana para visitar un HUT Japonés construido por Yoshifumi Nakamura (incluye pasajes para una persona y viático para alojamiento, comida y desplazamiento). El segundo lugar recibirá un premio de 1.200.000 pesos y el tercero, 700.000 pesos (un premio para cada una de las categorías).

Los proyectos tendrán una exposición digital abierta entre el 30 de mayo y el 30 de junio de 2021 en la propia web. Además contarán con difusión en medios digitales de la AOA y el Colegio de Arquitectos.


Escrito por Raquel Lop
Fotografía principal cortesía de naotofukasawa

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • El proyecto Escuela de Carpinteros Tradicionales busca poner en valor el oficio y fortalecer su formación

  • La virtuosa historia de Pepa, una lámpara de madera que muele la luz

  • Expertos reafirman la importancia de construir en madera e implementar un urbanismo sustentable con biociudades

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »