Andrew Waugh: “La construcción de edificios en madera proporciona espacios que están en armonía con la naturaleza”

1PORTADA Andrew Waugh

El arquitecto, creador en 2008 del primer edificio alto de madera en el mundo y fundador en 1997 de la prestigiosa oficina londinense Waugh Thistleton Architects, entrega detalles de los beneficios constructivos de la madera y la posiciona como material fundamental para combatir la crisis del cambio climático. A su vez, comenta su reciente participación en la Semana de la Madera 2021, donde presentó su charla “Revolución de la Construcción”.

En la vida hay diferentes tipos de afectos, ¿pero es posible sentir uno por un material para construir? Adentrándonos en la trayectoria profesional del arquitecto británico Andrew Waugh, podemos señalar que sí. De hecho, su historia con la madera lleva más de veinte años, entendiendo el cariño, respeto y admiración por esta materia prima que produce una gran cadena inspirativa en el rubro constructivo y también en la protección del medio ambiente. 

Los inicios de esta relación hacen remontarnos a 1997, año en que Waugh, junto al también arquitecto Anthony Thistleton, fundaron Waugh Thistleton Architects. Una oficina arquitectónica con sede en Shoredith (Londres) que, mediante una práctica única, produce proyectos reflexivos y sostenibles en su propio vecindario y más allá de las fronteras. Ésta es líder mundial en madera de ingeniería y pionera en el campo de los edificios en altura hechos con este material. Tanto es así, que en 2008 llevaron a cabo el proyecto llamado Murray Grove, el cual fue el primer edificio de vivienda urbana erigido enteramente de madera maciza prefabricada.

Este hito, además de conseguir que los ojos de la industria se posaran sobre ellos y en su nueva manera de trabajar, les permitió seguir innovando, investigando y, por supuesto, construyendo. Su contribución fue un aporte en el actual movimiento global para construir con madera, cuyo fin es posicionarla junto al hormigón y el acero para, de esta forma, disminuir las emisiones de carbono que tanto daño le están haciendo a nuestro planeta. 

Respecto a las aludidas emisiones, a través de una columna que Waugh escribió en Madera21 el año pasado, él resalta que “los árboles absorben dióxido de carbono de la atmósfera, conservan el carbono y liberan el oxígeno. Son la tienda de carbono perfecta. Casi el 50% de la masa seca de un árbol es carbono. Y cuando lo cortas para producir madera, encierras ese carbono en un edificio. Existen todas estas ideas locas sobre la explosión de carbono en el espacio o enterrarlo bajo el mar, mientras que lo que debemos hacer es cultivar más árboles. Realmente, es así de simple. Hemos estado usando camisetas diciendo eso por años; ahora está ganando tracción, lo cual es emocionante”.

Murray Grove fue el primer edificio de vivienda urbana erigido enteramente de madera maciza prefabricada / Waught Thistleton Architects

Para comprender aún mejor su influencia, cabe destacar que en 2010 fue galardonado con la medalla del presidente de RIBA (Royal Institute of British Architects), por su trabajo sobre la viabilidad y práctica de estructuras de madera para edificios de gran altura. Sin duda, una pasión por la arquitectura basada en esta materialidad, que se extiende más allá de la práctica física y que deriva en una amplia investigación por la sostenibilidad en sí misma. 

Para seguir contextualizando acerca del alcance que ha tenido su trabajo, es necesario resaltar que el arquitecto británico es un solicitado orador a nivel internacional, lo que lo ha llevado a escribir en numerosas publicaciones extranjeras y a hacer clases en las mejores universidades del mundo. Además, es miembro activo en diversas organizaciones comprometidas con un mundo sostenible. 

Teniendo todos estos antecedentes, su participación como conferencista en la Semana de la Madera 2021 fue una tremenda oportunidad de aprendizaje para todos aquellos interesados en la construcción en madera y en cómo podemos contribuir a crear un mundo más sustentable. 

Sobre su paso por Chile, Waugh señala que “fue una buena charla; con mucha experiencia y energía local”, dando cuenta que, además de tener una agenda apretada, le interesa muchísimo la recepción de su planteamiento. Sobre todo teniendo en cuenta el título de su charla: “Revolución de la Construcción”. 

Acerca de los métodos empleados a lo largo de su carrera, y destacando “Stadthaus”, el experto indica que ese proyecto demostró por primera vez que el CLT tiene el potencial de ser un “un reemplazo económicamente viable, ambientalmente sostenible y hermoso del hormigón y el acero en viviendas de alta densidad”. Incluso, señala que “con la experiencia, estamos aprendiendo a utilizar los paneles de CLT en tiras o columnas, para así utilizar menos madera”. Se trata de una auténtica revolución constructiva, la cual, además, tiene la gran oportunidad de aprovechar y potenciar las economías rurales.

Waugh fue galardonado por su trabajo sobre la viabilidad y práctica de estructuras de madera para edificios de gran altura / Waught Thistleton Architects

–Estamos atravesando años críticos en lo que respecta al cambio climático en el mundo. ¿De qué manera puede influir la madera y qué consejo daría para poner en práctica una estrategia a la hora de construir?

–Necesitamos dar cuenta del carbono incorporado de nuestra industria, el carbono inicial utilizado para producir los materiales y construir los edificios, ¡ése es el carbono que estamos usando ahora mismo!

En general, se sigue prefiriendo la construcción de hormigón. ¿Qué ventajas específicas aporta una casa o edificio construido en madera que no tiene el cemento?

–¡Es baja en carbono! Y se puede reponer. Puedes cultivarla,  es liviana, fácil de llevar a cabo, no tóxica y saludable para construir, vivir y trabajar.

Ha ganado premios y es una figura muy importante a la hora de hablar de arquitectura sostenible. ¿Cuál es este motor que lo impulsa a seguir enseñando y creando conciencia en el público que un mundo más verde es posible en la construcción y en todos los ámbitos?

–Debido a que estamos en un estado de emergencia y soy optimista, creo que podemos mejorar la situación y encaminar al mundo hacia un futuro más saludable y sostenible.

¿Pero de qué manera? La pandemia ha obligado a encerrarnos. En estos tiempos de crisis sanitaria, ¿puede, por ejemplo, una construcción de madera aliviar enfermedades mentales, como la ansiedad o la propia depresión?

–Definitivamente, todos hemos aprendido que el aire libre y la naturaleza son vitales para nuestro bienestar mental y nuestro estado de ánimo. ¡Necesitamos la naturaleza que nos rodea! La construcción de edificios en madera proporciona espacios que están en armonía con la naturaleza; no materiales duros y fríos que han raspado la superficie del planeta.


Escrito por Felipe De la Cerda
Fotografía principal cortesía de EFE

NOTICIAS RECIENTES

  • Petro Lahtinen: “De lo que más podemos beneficiarnos es usar la madera sustentable en cualquier producto requerido por la humanidad, y que eso sea beneficioso para el planeta”

  • Investigación optimiza el desempeño estructural y energético de edificios construidos en madera para evitar sobrecalentamiento

  • Centro cultural y hotel sueco destaca como uno de los más altos del mundo construido en madera

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »