Proyectos de construcción australianos pueden convertirse en los rascacielos de madera más altos del mundo

_PORTADA torre australia

16 de Agosto, 2022

Con dos iniciativas en carpeta y una tercera por confirmar, Australia toma posición como uno de los posibles referentes de la construcción con madera del futuro. Basados en metodologías híbridas, en combinación con el hormigón y el acero, se aspira a duplicar las alturas máximas actuales de este tipo de edificaciones.

Hace unos meses, el estudio “The State of Tall Timber: A Global Audit” (2021), elaborado por Council of Tall Buildings and Urban Habitat (CTBUH), localizó, entre otros aciertos, las estructuras elaboradas con madera maciza más elevadas del mundo. El listado es amplio, completo e interesante, al reunir los máximos ejemplares del orbe en un formato digital, explicativo y didáctico para la audiencia, con el fin de resaltar las torres más imponentes de nuestros días. 

Es así como el ranking es liderado por Ascent, de Estados Unidos, con 86,5 metros de altura y 25 pisos. Lo secunda Mjøstårnet, de Noruega, con 85,3 metros y 18 pisos, y el top 3 se completa con HoHo, de Austria, con 84 metros. Sus estructuras, desarrollos y fundamentos constructivos, basados en una materia prima noble, renovable y natural como la madera, los vuelven referencias obligatorias para quienes desean conocer los mejores ejemplos de este tipo. 

No obstante, y sin desmerecer el realce, la magnitud y el trabajo detrás de estas construcciones, es probable que en los próximos años estas elevaciones cedan sus puestos, tras la reciente noticia de que Australia sumará tres proyectos que superarían dichas mediciones. Y si bien aún no se conocen más detalles de la última propuesta, ésta se añadiría a otros dos proyectos en carpeta que esperan, prontamente, dar inicio a sus faenas. Hablamos de “C6” y de la nueva sede de Atlassian, a levantarse en Perth y Sídney, respectivamente. 

De concretarse, el país oceánico podría transformarse en parte de los referentes mundiales de la construcción en madera, con rascacielos que completarán los 180 metros de altura y que excederán los 30 pisos. Todo gracias a las bondades de la construcción híbrida con este recurso, en tiempos donde, por ejemplo, la fabricación de cemento y hormigón es responsable de un 8% de las emisiones contaminantes globales, mientras que la con acero es de un 5%.   

El siguiente artículo profundiza en las dos obras a ejecutarse en la gran isla de Oceanía, de gran producción maderera, como un anticipo de estas futuras proyecciones que duplicarían —con metros de ventaja— a los primeros lugares del estudio inicialmente citado. 

Edificio “C6”, en Perth

La torre considera el uso de más de siete mil metros cúbicos de CLT / C6 Perth

Mediante la asociación entre Fraser & Partners y Grange Development, hoy es posible hablar del diseño de “C6”, el cual aspira a convertirse en el primer edificio carbono negativo de Australia y en una de las torres de construcción híbrida más prominentes del mundo. De ahí su nombre, en referencia a su clasificación en la tabla periódica de elementos químicos.

La edificación, que se construirá en el sur de Perth sobre un núcleo de hormigón, considerará el uso de más de siete mil metros cúbicos de CLT, además de madera laminada encolada y de madera de chapa laminada. Con una altura máxima de 183 metros y con 48 pisos, estará a la vanguardia entre las obras más importantes con el material. 

Grange Development ya presentó los planes al consejo local y espera que, una vez aprobado y posteriormente completado, C6 sea un precedente constructivo para el país y el mundo, al fomentar edificios que contribuyan positivamente a su entorno. Dado el uso de la madera, los pronósticos determinan que la estructura central del edificio capturará más de 10 millones de kg de dióxido de carbono, en comparación con una estructura de hormigón tradicional de tamaño similar.

“Aceptamos el desafío de asegurarnos de que nuestro proyecto reabasteciera el medioambiente, en lugar de privarlo. La fachada externa celebra formalmente la estructura de madera maciza, con su lenguaje cuadriculado, modernista y reductivo, y su expresivo diagrid. Una arquitectura rica en expresión material y paisajismo nativo anterior al asentamiento, lo que demuestra que las nuevas construcciones pueden, de hecho, rejuvenecerse”, expresó el Director de Fraser & Partners, Reade Dixon.

Se extenderán los procesos de documentación, diseño y construcción de la obra por código abierto / C6 Perth

La estructura comprenderá, eventualmente, 245 apartamentos de uno a cuatro dormitorios, repartidos en los 48 niveles. A su vez, el inmueble tendrá una azotea de 500 m2, jardines, espacio para comidas y de entretenimientos, junto con 1.650 m2 de servicios de bienestar comunitario para la localidad. 

James Dibble, Director de Grange Development, afirmó que las potencialidades de la construcción híbrida impulsan las posibilidades de la madera en proyectos de esta envergadura, ubicándose a la par de otros materiales convencionales como el hormigón y el acero. Algo que cobra especial relevancia en épocas donde arrecian los efectos del calentamiento global. 

“El entorno construido es uno de los tres principales impulsores del cambio climático catastrófico, junto con el transporte y la agricultura. Con avances tecnológicos prometedores en las industrias del transporte y la agricultura, que ahora trabajan para reducir drásticamente las huellas de carbono globales, la industria inmobiliaria se está quedando peligrosamente rezagada”, comentó Dibble.

Cabe señalar que, cuando esté completado el proyecto, sus desarrolladores extenderán los procesos de documentación, diseño y construcción de la obra, por medio de un código abierto que les permita promover su metodología de construcción híbrida para todos los interesados. 

La torre de “Atlassian”, en Sídney

La madera laminada protagonizará su estructura / Metalocus

Los estudios de diseño BVN y SHoP Architects, en conjunto a Grange Development, también se encuentran trabajando en lo que será la nueva sede de la compañía australiana de software, Atlassian, con la que también se anhela romper los récords de construcción con madera en altura. 

La iniciativa planea ser elaborada con madera laminada, acero y vidrio, con proyecciones que pretenden fijar su altura en los 180 metros y los 40 pisos. Esta torre se contempla con una construcción híbrida, en madera sólida, involucrando un exoesqueleto de acero que soporte el resto de la estructura.  

La propuesta se encuentra en manos de las autoridades locales para su puesta en marcha, la que suma adeptos gracias a las bondades de la madera masiva, como su estructuralidad, su absorción del carbono, su resistencia al fuego y su perfecta combinación con tecnologías e innovaciones energéticas.  

Recordemos que Australia es un líder mundial en estas materias, lo que lleva a los estudios involucrados a asegurar que la obra contará con paneles solares en su fachada, con ventanas inteligentes que se oscurecen para reducir costos y un funcionamiento con energía 100% renovable, garantizando que, una vez constituida, la torre requerirá de cerca de un 50% menos de energía que un edificio similar. Además, tendrá ventilación natural y extensas terrazas con vegetación. 

El edificio se compondrá de terrazas con vegetación y parámetros energéticos sustentables / Metalocus

En ese sentido, las estimaciones de su programa refieren que este modelo híbrido consideraría un 50% menos de carbono incorporado, en comparación con otros desarrollos con materiales convencionales. “La madera laminada es un material increíblemente ecológico, y nos ayuda a evitar cantidades masivas de hormigón y acero”, comentó Scott Hazard, Jefe de Experiencia Laboral de Atlassian.

“Atlassian tiene sus ojos puestos firmemente en el futuro. Este proyecto logrará una serie de primicias a nivel mundial y en Australia”, dijo Ninotschka Titchkosky, co-CEO de BVN.“Hará que lo que alguna vez fue la mejor práctica, parezca inadecuada y, con suerte, elevará la ambición del entorno de la construcción en Australia”, agregó. 

La nueva sede se ubicará en el recinto tecnológico de la Estación Central en Sídney. Una zona estratégica, planificada por el Estado, con sentido regenerativo del sector, en donde se espera que esta obra sea el corazón y uno de sus grandes atractivos cuando se inaugure, según los plazos, en 2025. 


Escrito por Marcelo Salazar Medina
Fotografía principal cortesía Metalocus

 

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • Plan de Emergencia Habitacional Contempla la Construcción de Viviendas Industrializadas en Madera

  • Colección de muebles explota el potencial de la madera dura británica

  • Madera21 da a conocer a los seleccionados de sus concursos que avanzan a la etapa final

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »