Madera21 lanza sección web para fomentar el uso de la madera estructural en Chile

_PORTADA Madera estructural 1

1 de Diciembre, 2022

A partir de datos relevantes para su empleo y aplicación en obra, además de un formulario de inscripción para fomentar nuevas comunidades productoras, “Madera Estructural” apoya el desarrollo de este material y así avanzar hacia una construcción más ecológica y sustentable en el país.

Con el objetivo de seguir difundiendo y promoviendo el uso de la madera en el país, Madera21 lanzó una nueva sección en su web dedicada exclusivamente a la madera estructural. Un material resistente y durable que afianza el camino hacia una construcción más segura y sustentable en nuestro territorio.

La madera estructural es aquella madera aserrada que se emplea para su uso exclusivo en estructuras o en construcción que requieren de su empleo estructural, la cual se distingue por sus valoradas propiedades mecánicas. En el mundo existen una serie de clasificaciones y normativas para su utilización en obras de envergadura. En el caso nacional, los requisitos establecidos para su correcta aplicación están determinados por la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones (OGUC), del Ministerio de Vivienda y Urbanismo. 

Estas disposiciones permiten asegurar su desempeño estructural, su durabilidad y su estabilidad dimensional abarcada en condiciones estructurales. Desde ahí que su empleo se extienda entre arquitectos, ingenieros, calculistas y constructores interesados, también por ser un material natural y renovable, con beneficios para las personas y el medioambiente. 

Rótulos y atributos de la madera estructural

Cada vez que uno quiera adquirir este material para ocuparlo en obras estructurales, es necesario revisar la descripción impresa en el producto con información importante del mismo material.   Nos referimos al rótulo “Madera Estructural”, el que garantiza diversos aspectos primordiales para su uso posterior.

Es una rúbrica rectangular delineada en negro y comúnmente estampada en un costado de esta madera, la cual contiene información a partir de cuatro divisiones:el nombre y dimensiones del producto, el grado estructural y preservante utilizado en el mismo, la empresa que lo comercializa; como también la especie y el país de procedencia. Todo ésto permite verificar que las piezas cumplen los requisitos para uso estructural exigidos por las normas técnicas chilenas de construcción.

La madera estructural es fundamental para una construcción más sustentable e industrializada en Chile / Shutterstock

Conociendo sus propiedades, una de las principales características que presenta la madera estructural es su seguridad y resistencia estructural. Y es que al ser clasificada desde su origen, cuenta con la garantía de su resistencia para el manejo de todo tipo de obras, ya sea en muros, pisos, entrepisos y techumbres. 

El grado estructural de cada materia prima se específica en la memoria de cálculo de los proyectos. Hoy en día existen dos métodos de clasificación estructural que avalan su solidez. El primero es a partir de una clasificación mecánica, la cual se realiza con maquinaria que evalúa las piezas y luego las asocia a rangos de desempeño. La segunda, por su parte, se produce por la inspección visual mediante un control de tamaño y posición de sus nudos, grietas y deformaciones. 

Otra de sus cualidades es la oportunidad que otorga para reducir los tiempos de ejecución en terreno, así como la optimización de otras faenas. Esta madera cepillada y secada a menos de 20% permite disminuir pérdidas del recurso y simplificar un manejo simple y correcto hasta el proceso final.

La madera secada en cámara tiene más estabilidad dimensional, lo que contribuye a aumentar la durabilidad de sus conexiones y, por consiguiente, la estructura de las edificaciones. Y al cepillarse, abrevia las mermas y sintetiza su utilización, ya que presenta una condición más liviana que una húmeda y permite un mejor trabajo con herramientas de mecanización.  

Continuando con dotes que la distinguen como opción constructiva, también está su durabilidad y resistencia ante agentes climáticos y biológicos. Y es que esta madera, al ser impregnada, permite aumentar la durabilidad y la protección contra termitas y hongos causantes de pudrición, así como de otros factores ambientales. 

Los requisitos establecidos en Chile para su correcta aplicación están determinados por la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones / CMPC Maderas

Para ser la indicada, la preservación industrializada de este elemento depende de dos asuntos determinantes. El primero tiene que ver con la durabilidad de la especie en específico, mientras que el otro trata sobre la clase de riesgo, ya que es crucial la diferenciación de dónde estará dicha madera; ya sea en exteriores o interiores. 

Siguiendo con sus atributos, la certeza en sus dimensiones y la capacidad de firmeza son otros aspectos que fundamentan esta alternativa. En ese marco, la madera estructural cuenta con su propia especificación en milímetros y cumple con la norma de tolerancias dimensionales. 

Dependiendo de los procesos que se le apliquen, la madera aserrada tiene distintas extensiones para poner manos a la obra. Como decíamos, ésta cuenta con su determinación en milímetros y así puede desempeñarse a partir de la normativa vigente, la que en Chile asegura una dimensión de su espesor y ancho en un rango de 0 a 2 mm.    

Por último, se encuentra la trazabilidad, pues el rótulo anteriormente explicado permite identificar información relevante a la hora de levantar una estructura o edificación. En esa lógica, es posible conocer el nombre del proveedor del elemento, la procedencia del mismo y también la especie. 

Cada una de estas tres inscripciones tienen sus propias singularidades. Por ejemplo, en la identificación del proveedor puede aparecer su nombre o también su razón social; la procedencia se establece siempre a partir del país de origen —con la abreviación “CL” en el caso de Chile—; y su especie es precisamente categorizada —pino radiata, pino oregon, eucaliptus nitens, entre otros ejemplos—.  

Creación de comunidad en torno a la madera

El grado estructural de la materia prima se específica en la memoria de cálculo de los proyectos / Seagate

La madera estructural es un producto fundamental para el desarrollo de una construcción más sustentable e industrializada en Chile, la que debido a desafíos contemporáneos —calentamiento global, el cambio climático, crisis hídrica, etc— debe tener altos estándares de calidad para hacerla sostenible en el tiempo. 

Enfocados en la misión de Madera21 de liderar los procesos de gestación y transferencia de conocimiento relativos al material, así contribuyendo a formar nuevas capacidades para el desarrollo maderero en la arquitectura, el diseño, la ingeniería, construcción e innovación, es que se convoca la creación de una comunidad especialmente dedicada a los protagonistas de la madera estructural. Lo anterior se efectuará por medio de un formulario digital de inscripción, como herramienta de vinculación para los productores y distribuidores interesados. 


Escrito por Redacción Madera21
Fotografía principal cortesía Shutterstock

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • El arquitecto contemporáneo Kengo Kuma, propuso la madera como “mediadora” entre el medio natural y el hombre

  • Casa modular de madera que logra adaptarse al entorno obtuvo el premio “World Hotel Building of the year 2022”

  • Cabañas del campamento Lakota en California evocan formas arquetípicas con sus estructuras de madera en forma de A

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »