;

25 de Septiembre, 2018

Superestructura urbana inspirada en un granero revive un barrio en California

Diseñada por el estudio de arquitectos !Melk, se inspiró en estructuras que son parte del patrimonio del Valle Central de California y cuenta con un elegante revestimiento de tejas de madera y un amplio espacio para desarrollar eventos.

El diseñador holandés Jerry van Eyck no se propuso crear un edificio. Él y !Melk, su empresa de arquitectura paisajística con sede en Nueva York, habían sido contratados por Fulcrum Property para ayudar a fortalecer el Distrito Bridge, ubicado en West Scramento, California.

El desarrollo de uso mixto de esas 72 hectáreas en West Sacramento sufrió la percepción de estar en la “parte más desagradable de la ciudad, incluso cuando esa reputación ya no era merecida”, afirma Stephen Jaycox, director de diseño de Fulcrum. El sitio necesitaba un gran gesto para atraer residentes a través del río Sacramento.

De esta forma, van Eyck propuso crear un lugar de reunión para todo tipo de eventos: una estructura que genere sombra, en la que “la ecología fluvial se inserta en la geometría organizada de la ciudad y se entrecruza con ella”, explica Jaycox. .

Así, el equipo de diseño ejecutó el lenguaje de la estructura arquetípica del patrimonio agrario del Valle Central de California. Se trataba de un granero que fue desarrollado a través de un software de diseño paramétrico, explorando novedosas formas que podrían construirse con madera.

Trabajando en el programa Rhino y en el plug-in T-Splines de Autodesk, comenzaron con la forma de una semilla germinada en planta y luego estudiaron los ángulos del sol para maximizar la cantidad de sombra que la estructura podía proporcionar. Después de controlar varios factores, incluido un paso para que los camiones de bomberos pudieran conducir a través de lo que fuera construido, llegaron a la estructura curvada revestida de tejas de madera, conocida simplemente como “the Barn” (el granero).

Republicación_Granero-3

Solo un tercio del plan de 845 metros cuadrados del granero es espacio interior. El resto es esencialmente un corredor gigante, un dosel de 7 metros de largo y aproximadamente 3 de ancho, que se eleva sobre una gran plaza pública.

La estructura está formada por una serie de celosías anguladas de madera laminada encolada o Glulam, que se intersectan y cuyos cordones superiores e inferiores, que miden 22 cms de ancho y 53 cms de profundidad, se extienden uno hacia el otro desde sus respectivas cápsulas de anclaje. “Cuando comenzamos a diseñar, esa era nuestra intención: ser este elemento extraño y ambiguo ¿Es paisaje? ¿Es arquitectura? ¿Es una  instalación? Y luego, después, fue: “¡Uy, diseñamos un edificio!”, dice van Eyck.

Las cerchas, la más larga de las cuales mide tres metros y medio, están soportadas por tirantes y varillas de acero cruzados que tienen un diámetro de 1,9 cms a 3,8 cms. Los elementos de la celosía, de Glulam, se unen con placas de clavos de gran resistencia aseguradas por docenas de remaches de casi 9 cms de largo.

Republicación_Granero-2

Para dar al granero una forma elegante se desarrolló es una estructura secundaria hecha de marcos de madera en 3D, que proporcionan el armazón para el revestimiento de madera contrachapada OSB de 1,9 cms con una membrana impermeable y tejas de cedro natural. Estructuralmente, la piel del granero es tan crucial como sus vigas en voladizo. “Si dejas uno de los elementos, el granero comienza a desviarse”, dice van Eyck.

Aun así, sostener la estructura no fue algo demasiado sofisticado: los elementos secundarios fueron unidos mediante conexiones estándar, aunque “las longitudes y los ángulos de las vigas varían”. Al principio, el equipo de diseño hizo modelos físicos de la estructura, algunos impresos en 3D, para garantizar que ellos mismos lo entendieran. La firma también consultó con el estudio de ingeniería estructural Magnusson Klemencic Associates.

Finalmente se dieron cuenta de que, si bien los detalles en sí mismos podrían ser familiares, la gran cantidad de ángulos únicos podría ser abrumadora para el constructor local Brown Construction. “No va a ser un manual de instrucciones de IKEA de seis páginas, sino más bien un manual de instrucciones de 200 páginas”, recuerda van Eyck.

Sin embargo, la construcción no tuvo problemas. Wood Tech Services fabricó los elementos de Glulam, hechos con maderas de alerce y abeto Douglas, y Brown Construction levantó el granero entre abril de 2015 y junio de 2016. Debido a que el revestimiento juega un papel estructural, van Eyck comenta: “había soportes temporales debajo hasta que la última teja estuviera puesta”.

No es ningún secreto que el granero estaba destinado a mejorar la percepción pública del vecindario y, al mismo tiempo, a crear una fuente de ingresos para Fulcrum. “Realmente funcionó. El efecto fue mucho más fuerte de lo que jamás podría haber imaginado”, cuenta van Eyck.

El granero representa mucho más que un objeto estético. “Aunque es algo satisfactorio desde lo escultórico, nunca fue diseñado para ser sólo algo que uno observa. Fue diseñado para ser algo que experimentas”, concluye Jaycox.


Publicador originalmente por Timothy A. Schuler para Architect Magazine

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo