Seminario de la Semana de la Madera abordó la proliferación y éxito de nuevos productos biobasados

_PORTADA Sulapac 2

18 de Enero, 2022

De la mano de la investigación aplicada, el uso de productos de base biológica permite incorporar mejoras en su impacto en el medio ambiente. Aspectos que se analizaron en el evento organizado por Madera21 y que posiciona alternativas derivadas de la madera como insumos para desarrollar la bioeconomía en el mundo.

Los recursos limitados y una población mundial en constante crecimiento, requieren de la innovación de las materias primas para la fabricación de todo tipo de productos, tales como envases, vestimentas, adornos, accesorios, objetos de uso cotidiano, etc. Esto se suma a la urgente necesidad de hacerse cargo de las emisiones contaminantes en el planeta, por lo que el auge y difusión de nuevas creaciones biobasadas son de interés mundial para las distintas industrias. 

Debido a su relevancia, durante la Semana de la Madera 2021, se llevó a cabo el seminario “Diseño e innovación, nuevos productos biobasados”.  Evento organizado por Madera21 y que contó con la presencia de Pirjo Kääriäinen, Heidi Koljonen y Petro Lahtinen, tres expositores finlandeses de gran trayectoria en nuevos elementos sostenibles, materialidades en base a madera y conciencia medioambiental. 

Una nueva era para generar conciencia

El auge de nuevas creaciones biobasadas es de interés mundial para las distintas industrias / Woodio

Mucho se habla de que, para generar menos impacto contaminante, se debe empezar por uno mismo. Y si bien los hábitos han ido en aumento —como el reciclaje, compostaje o la reutilización de productos—, no termina siendo suficiente. Una razón de peso para explicar todo aquello que falta es, sin duda, la predominancia del plástico. Uno de los componentes más dañinos a la hora de hablar de residuos que dañan nuestro ecosistema. ¿Cómo reemplazarlo? ¿Cómo tener una alternativa que tenga su misma funcionalidad, pero más amigable con la Tierra?

Para Pirjo Kääriäinen, especialista en materiales y textiles, profesora asociada en diseño y materialidades en la Universidad Aalto (Finlandia), e involucrada en varios proyectos investigativos enfocados en materias de base biológica —especialmente con madera— , “la discusión sobre cómo reemplazar el plástico está en todas partes y la celulosa es un buen candidato que podría usarse como materia prima para reemplazar algunas aplicaciones hechas hoy en día con materiales fósiles. Es un material fascinante. Es el polímero orgánico más abundante; y no sólo en la madera, sino también en las plantas y las algas. Es asombroso los diferentes formatos que puede tener y cómo se puede procesar con diferentes tipos de propiedades funcionales. Proviene de fuentes renovables, pero en muchos casos se puede reciclar y se puede funcionalizar”. 

Una de las acotaciones interesantes que Kääriäinen realiza, guarda relación con las colaboraciones entre escuelas. En el caso de Aalto, entre la de arte y la de química. Para ella, “la colaboración es crucial, porque ahora hay muchos diseñadores que están trabajando de manera muy innovadora o experimentando con los materiales. El problema es que, si realmente quieres escalar y si realmente quieres tener impacto, también se necesita hacer equipo con estos ingenieros técnicos y científicos. Otra historia es si la idea es trabajar más a un nivel hágalo usted mismo, por supuesto, pero si se desea escalar hacia procesos comerciales, se requiere este tipo de colaboración”. 

El evento contó con la presencia de Pirjo Kääriäinen, Heidi Koljonen y Petro Lahtinen / Woodio

En concordancia, la expositora Heidi Koljonen, master en Economía y Negocios Internacionales, de gran experiencia en empresas globales en la industria de fabricación y líder de los proyectos de los clientes en Sulapac Ltda —empresa que aporta soluciones al problema mundial de los residuos plásticos con la innovación de envases biodegradables—, complementa diciendo que “éste es el problema que estamos tratando de resolver, el de los residuos plásticos. Se estima que la producción de plástico se cuadruplicará para 2050 y, si no se hace nada, para ese momento tendremos más plástico en nuestros océanos que peces. Y a menudo se decía que no era problema debido a la posibilidad de reciclar el plástico, pero desafortunadamente ésa no es la solución”.

Justamente para encontrar una salida exitosa y sustentable, Koljonen explica que en Sulapac cuentan “con materiales que están disponibles para tecnologías de moldeo por inyección y extrusión. Tenemos diferentes grados, desde los más rígidos a más flexibles y con diferentes perspectivas. Contamos con material premium —con grandes astillas de madera— y luego el material universal, con aspecto de materiales un poco más convencionales. Somos una empresa en desarrollo, por lo que somos especialistas en el desarrollo y suministro de las materias primas, trabajando con diferentes socios de fabricación que utilizan nuestra mencionada materia prima para hacer diferentes tipos de productos listos”. 

Materialidades para uso de todo tipo

El seminario “Diseño e innovación, nuevos productos biobasados” aún se encuentra disponible para su reproducción / Woodio

Si ya la tarea de reemplazar al plástico no es para nada sencilla, darle funcionalidad a estos nuevos elementos biobasados —palabra que indica que los átomos de carbono de las cadenas de moléculas se toman de la naturaleza, por lo que son “bio”—, es otro desafío diferente. 

Al respecto, según indica Petro Lahtinen, doctor en Química de la Universidad de Helsinki, fundador y CEO de Woodio, empresa que ha cambiado las reglas tradicionales de materiales de baño por alternativas más ecológicas mediante un compuesto de madera 100% impermeable, “algo de lo que la gente no suele darse cuenta es que la industria cerámica se encuentra entre las más contaminantes del mundo. Si se considera cómo se fabrican los productos cerámicos, es más fácil entender que todos los productos se hornean una o dos veces a 1.500 grados. Hornos que se calientan, básicamente, con petróleo y gas. Entonces, eso significa que hay enormes emisiones de CO2 en su proceso de fabricación. Además, con bastante frecuencia, la industria cerámica está ubicada en países en desarrollo, lo que significa que no hay filtros en las fábricas y el reciclaje no es perfecto, llegando a consumir agua potable y realizando emisiones particulares”. 

Considerando este antecedente, es que Woodio tiene puesto su enfoque en ampliar y diversificar lo más posible el abanico de posibilidades de su materialidad, sobre todo en pos de ser un aporte mucho más significativo para lograr una bioeconomía real y posible. 

Los expositores tienen una gran trayectoria en nuevos elementos sostenibles, materialidades en base a madera y conciencia medioambiental / Woodio

“Nuestro material es bastante versátil y se puede utilizar en muchas aplicaciones. No queremos detenernos allí y ahora hemos estado desarrollando azulejos y revestimientos de paredes”, ejemplifica. “Es un mercado aún más grande. Estamos hablando de 100 mil millones de euros a nivel mundial y nuestros materiales también son realmente duraderos, por lo que tenemos muchas consultas de fabricantes de muebles, fabricantes de cocinas para hacer encimeras y todo tipo de superficies sólidas a partir de lo que nosotros hacemos”, finaliza.


Escrito por Felipe De la Cerda E. 
Fotografía principal cortesía de Sulapac

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • Auge de la prefabricación en madera: Las ventajas de un método eficaz, sustentable y de calidad

  • Arquitecto ecuatoriano realiza refugio para caravanas completamente con madera

  • Seminario de la Semana de la Madera abordó la proliferación y éxito de nuevos productos biobasados

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »