;

Finaliza XIV versión de la Semana de la Madera con amplia participación del público y concursantes

semana

10 de Septiembre, 2019

El pasado domingo culminó uno de los eventos más importantes del rubro maderero-forestal de nuestro país. La bioeconomía fue el tema principal de esta edición y estuvo presente en los ocho concursos, exposiciones, seminarios y talleres. La participación de actores claves del sector privado, público y académico dieron cuenta de una misma sintonía: la madera es una de las tantas soluciones para enfrentar la crisis medioambiental en Chile y el mundo.

 

“Piensa en Bioeconomía, piensa en Madera”, fue el eslogan de la décimo cuarta versión de la Semana de Madera, evento que se desarrolló del 4 al 8 de septiembre en el Centro Cultural Gabriela Mistral.

La inauguración de este año estuvo marcada por la presencia de los ministros Cristián Monckeberg (Vivienda y Urbanismo), Antonio Walker (Agricultura) y Andrés Couve (Ciencia, Tecnología, Innovación y Conocimiento), quien se sumó para participar de este acontecimiento en última instancia. La asistencia de las autoridades gubernamentales dieron cuenta de la importancia que adquiere la madera en el plano económico, como la generación de empleos en la industria maderera y forestal, la mejora y modernización de dichas industrias. También mejoras en vivienda, como con la construcción de casas de calidad que pueden hacer frente al déficit habitacional de las grandes ciudades; y medioambientales, ya que la madera es la única materia prima que durante su crecimiento captura C02. Importante es también la industria agrícola porque el sector forestal requiere de un manejo más sustentable y de la protección de sus especies nativas, así como la innovación, investigación y desarrollo de nuevas tecnologías en torno a este material.

También fue importante la participación del presidente de CORMA (Corporación Chilena de la Madera) Juan José Ugarte y el presidente de Madera21, Francisco Lozano, quienes destacaron el compromiso de las empresas, instituciones públicas y universidades para potenciar el uso de este material y de desarrollar una “cultura de la madera” a largo plazo.

Promover el uso y conocimiento de la madera

Los asistentes de este año pudieron disfrutar de diversas actividades para todas las edades y gustos.

En la Plaza del Zócalo se pudo encontrar una gran oferta de stands con exposiciones sobre productos, herramientas, maquinaria, recomendaciones para construir, dudas técnicas y charlas técnicas, entre otras cosas. Grandes marcas de expositores pudieron encontrarse allí, como por ejemplo Arauco, CMPC, Lonza-Quimetal, Masisa, Urgell, Caballo de batalla, Carver, Cetma, Cimech, Don Pallets, E2E, Eurofins, FacilCNC, Folimag, Innovacion Nordica, Ignisterra, Isesa, Nuprotec, Simpson Strong Tie, Rothoblass, Rust Oleum, Schwarzhaus, Super Soco, TopWood, WoodArch o Maderas Nativas.

También, en el pasillo desde el Hall Central a la Plaza Oriente, se pudieron ver variados expositores de arte y diseño en madera, participantes de “Hecho en Chile, Hecho en Madera”. Algunos ejemplos fueron: Taller Termina, cuya escultura tipo panel de abeja se encontraba como un túnel en uno de los accesos al GAM; Nudo; Taller el Bagual, Mundito, Olinalá, DePalo, Isabel Baldwin, SurMadera, Umo, Dieu, Chill Out Palos Chilotes, Mesas Miralles, Palos y Fierros, Black River Hot Tubs, Imaquinart, Rubrum, Folio, Muebles ensamblaje, Entablar, Mocan y Emanuel González.

En el Hall Principal y en la Sala A (donde se realizaron los seminarios) también se pudieron observar exposiciones, como la de Mesa Miralles, donde se apreciaban varias reinterpretaciones de los diseños que realizó el español Enric Miralles durante el siglo XX; la del sistema VAP, donde se mostró el prototipo de Viga Aislación Pilar; y la de UÑU, quien creó un ambiente acogedor construido con muebles con madera nativa hechos por artesanos chilotes.

Los niños y niñas también tuvieron su espacio en la Plaza Oriente del GAM, con cinco talleres prácticos que buscaban acercar el mundo maderero de forma lúdica y autodidacta. Allí, podían participar del taller Lookid, que con sus piezas permitía la construcción de una silla, un camión o cualquier cosa que se les ocurriera; también en el de Nikki Wood y Jaioli, que además de poder realizar construcciones se podía dibujar e imaginar en la parte de pizarra que contienen sus piezas; podían conocer cómo cuidar un bosque y plantar semillas en el taller “Nos gusta el bosque”; y asistir al taller Woodenkid, donde les enseñaron aspectos del área plástica, constructiva y estructural de la madera.

Además, Museo Taller realizó varias actividades también para los más pequeños. Uno de ellos fue el taller Carpinteros, donde los niños pudieron construir su juguete particular, aprendiendo a cortar, lijar y armar las piezas, todo de una forma segura con las herramientas facilitadas por este taller. Otra de las actividades que ofreció, en este caso abierto a todos los interesados y que se repitió fuera de horario en la medida en la que había personas que querían realizarlo, fue el de Timbres de Goma, sobre tallado en goma para poder estampar en un papel los diseños creados.

Museo Taller también mostró diferentes actividades para difundir y fomentar el aprender experimentando. Así presentaron actividades para ser implementadas en los colegios como algunas sobre madera utilizando herramientas manuales, otras utilizando herramientas eléctricas, y también el desarrollo de un kit de aprendizaje de electricidad básica, automatización y robótica, el cual se pudo experimentar durante la Semana de la Madera. También tuvieron tres invitados particulares que trabajaban la madera de forma excepcional, y que realizaron autómatas de madera, un avión de madera de gran tamaño, y una demostración del trabajo de torno.

 

Algunas librerías, editoriales y revistas también participaron en esta celebración de la madera y pusieron sus esfuerzos en la promoción del uso y conocimiento de este material en la misma plaza donde se encontraban los Workshops para niños. Un gran número de personas se acercaron diariamente a ver las novedades que trajeron la Librería Libro Verde o la editorial Ediciones Arq, sobre temas de interés para profesionales del diseño, arquitectura y construcción, respectivamente. También se dio la oportunidad para el lanzamiento de los libros “Uniones carpinteras de Valparaíso” de Luis Felipe González y Sandro Maino; y “Herramientas del pasado” de Francisco Dittborn Baeza.

Seminarios y concursos

Para los más interesados, se desarrollaron diez seminarios en los que se abordaron temas como la bioeconomía, sustentabilidad, desafíos constructivos, arquitectura, diseño, innovación, ingeniería, en donde obviamente la madera fue el objetivo principal.

La participación de expertos internacionales estuvo marcada por Isabella Plimon, directora de Bioeconomía y Tecnologías de Innovación del Ministerio Federal de Austria para la Sustentabilidad y Turismo, quien expuso en el bloque de Bioeconomía, que tuvo lugar el jueves 5 de septiembre.

Además de los muchos expositores nacionales de gran renombre e importancia, también participaron otros expositores internacionales como Minna Riska (Noruega), quien expuso sobre casos de éxito de la arquitectura en madera en el bloque de Arquitectura que se celebró también el 5 de septiembre, y Oep Schilling, diseñador de Holanda que ha desarrollado un sistema de construcción modular llamado Wikkelhouse, quien estuvo en los seminarios del bloque de Diseño del mismo día, un bloque que destacó por la gran calidad de los expositores y temas presentados.

Con un amplio número de participantes de países Latinoamericanos y de las regiones de Chile, los ocho concursos de la SDLM 2019 alcanzaron una alta convocatoria de más de 300 personas. En la explanada principal del Centro GAM hubo una variada muestra de los diferentes concursos que participaron en el evento, cuyos ganadores se dieron a conocer en la ceremonia de inauguración de la Semana de la Madera.

Propuestas de primer nivel y con alto desempeño técnico se vieron en los concursos de Diseño, Innovación, Arquitectura e Ingeniería. Creatividad y buen ojo fueron la tónica de los concursos de Fotografía “Madera en la Mira”Obras de Arquitectura en Madera, que además contaron con la votación online del público. Las buenas ideas y propuestas innovadoras para solucionar los problemas de la industria maderera-forestal de Chile se hicieron presente en la reñida competencia del II Wood Startup Challenge. Y sensibilidad para contar historias que generen conciencia sobre los problemas del medioambiente estuvo de la mano de niños, niñas y adolescentes quienes participaron de la primera versión del Concurso de Cuentos, organizado por BiblioGam y Madera21.

Tras un gran trabajo del equipo de organizador de este evento, se dio por finalizada la décimo cuarta versión de la Semana de la Madera. Sin duda la invitación para el próximo año es ampliar aún más la participación, tanto de público general, como concursantes y expositores, y a continuar repensando las formas en las que los seres humanos nos hacemos cargo del cambio climático y crisis medioambiental.


Escrito por Diego Zúñiga
Fotografías cortesía de Braulio Gampuy / Madera21

Ver más sobre: 

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »