IX Concurso de Innovación y Start-Ups de Madera21 busca acelerar e internacionalizar a sus proyectos ganadores

_PORTADA Strong-by-form-660x422

26 de Mayo, 2022

El certamen premiará con un viaje internacional de exploración tecnológica y comercial, con una convocatoria a programas de aceleración y con apoyo por parte de la red de expertos Madera21-Corma, a los equipos que presenten innovaciones en madera disruptivas y que agreguen valor en los sectores e industrias involucradas en la cadena maderera-forestal.

El potencial de la innovación en base a la madera guarda sustento en la bioeconomía, entendida como la producción, utilización y conservación de los recursos biológicos, los cuales junto a la ciencia, la tecnología y el conocimiento, son capaces de proporcionar productos, servicios y nuevos procesos para lograr una economía sostenible. 

El rol que juega este modelo de producción es clave para abordar la sustentabilidad futura del planeta, pues contribuye ante la escasez de recursos naturales y la dependencia de los fósiles, la seguridad alimentaria y, por supuesto, el cambio climático. En ese sentido, uno de los pilares que sostienen su alcance son los árboles, la madera y su faceta descarbonizante, al contribuir en la captura de CO2 en el ambiente y en la mitigación de los gases de efecto invernadero. 

Lo anterior es el corazón de la presente versión del Concurso de Innovación y Start-Ups organizado por Madera21, a celebrarse este año en el marco de la Semana de la Madera, la que vuelve a su formato presencial en el Parque Bicentenario de Vitacura. Una convocatoria que, en su novena edición, quiere resaltar a los equipos con iniciativas que utilicen el material de manera innovadora, creando valor y revolucionando los sectores y las industrias involucradas en su cadena productiva. 

Las bases del certamen, ya disponibles en el sitio web del evento, precisan como iniciativa innovadora la creación o implementación de nuevas formas no tradicionales de uso del material, las cuales tengan un gran potencial de impacto a nivel de investigación, desarrollo, nuevas tecnologías, modelos de negocio, efectos en la economía, entre otros. 

La FAO, por medio de su informe “Productos de Madera en la Bioeconomía Global” (2021), enfatiza que la innovación en madera y en otros materiales con origen biológico pueden ser fundamentales para enfrentar el calentamiento global y otras dificultades relacionadas al impacto del hombre sobre su entorno. 

Ámbitos orientativos para las postulaciones

La iniciativa quiere resaltar resaltar a los equipos con iniciativas que utilicen el material de manera innovadora / Armony

La innovación en madera ha motivado avances notables en ámbitos como la arquitectura, la ingeniería o el diseño, al igual que en lo relacionado a sistemas prefabricados de construcción, biomateriales, fibras textiles, biocombustibles, entre otros. Y si bien el concurso no cuenta con categorías específicas, sí presenta tres ámbitos orientativos para sus postulantes. 

El primero trata la Productividad y Sustentabilidad, donde se acentúan las tecnologías para la gestión y manejo forestal sostenible; las que aumentan la productividad en la industria forestal-maderera; y las que aportan en la prevención, el combate y la restauración de los bosques ante incendios. 

Otros de los puntos son las innovaciones en materias de reforestación, riego y manejo de plagas; las soluciones para conservación y restauración, la trazabilidad y logística maderera; como también las tecnologías que aseguran su calidad. Y por último, también se consideran los métodos nuevos o más eficientes para fabricar o distribuir productos de madera; las alternativas de reciclaje y economía circular; junto con los sistemas simplificados de medición de huella de carbono para la industria forestal-maderera. 

El segundo tópico es la Construcción en madera, donde se relevan los métodos mejorados de oferta de madera hechos a la medida del consumidor; los productos innovadores relacionados a la construcción con el material; y las soluciones de prefabricación con el mismo. De igual modo, las plataformas que faciliten y fomenten su uso en la actividad; las aplicaciones en productos que entreguen mejores propiedades frente a lo disponible; juntamente con los avances tecnológicos en protección y durabilidad de la materia prima. 

Para finalizar, están los Bioproductos, en referencia a los productos innovadores relacionados al diseño en madera; a nuevos objetos en base a derivados de la misma; a soluciones de packaging en base a biomateriales relacionados; a soluciones avanzadas con desechos en la producción de madera o madera reciclada; y a los procesos y métodos tecnológicos que fomenten la sustentabilidad y eficacia en el uso de biomasa forestal. 

Criterios de evaluación y formulario de postulación online

A partir de cinco puntos se analizarán las distintas postulaciones de la IX versión del Concurso de Innovación y Start-Ups, las cuales tendrán el mismo porcentaje evaluativo pero con distintos requerimientos a lograr.  

El primero de ellos es Innovación y diferenciación – producto/servicio, modelo de negocios, y/o canales de distribución (20%), seguido de Mercado – Viabilidad económica del proyecto, tamaño de mercado atractivo y en crecimiento (20%)

A estos se suman la Escalabilidad – potencial internacional & modelo de negocio escalable (20%), el Equipo – habilidades relevantes y experiencia complementaria, equipo dedicado y diverso (20%) y la Estrategia Go to market – claridad de la estrategia para completar el desarrollo tecnológico/de producto y/o la estrategia comercial (20%). 

Por otro lado, el formulario de postulación online se compone de una batería de preguntas sobre cada uno de estos puntos, con una extensión de respuesta de entre las 100 y 200 palabras según corresponda, con el fin de conocer más detalles sobre las postulaciones y los desarrollos en sí.  

Premios

La IX edición del concurso quiere expandir y escalar globalmente a los proyectos concursantes / C.E.B

Como mencionamos, la novena edición del Concurso de Innovación y Start-Ups de Madera21 quiere destacar la investigación, el desarrollo y la innovación vinculada a la madera, a la industria forestal y a los proyectos o servicios asociados. Es así como los equipos deben proponer un aporte relevante y de impacto para estos sectores, especialmente para su cadena productiva y de generación de valor. 

El certamen, a su vez, procura fomentar y respaldar una mirada interdisciplinaria y cooperativa entre la industria, el mercado y la investigación, con el fin de hallar innovaciones escalables a nivel global con el material. La premiación de este año sigue esa lógica, ya que contempla una vinculación con distintos actores, instituciones y grupos proclives a la investigación, el desarrollo y la innovación con el material en Chile y el mundo.  

El primer lugar obtendrá un viaje internacional de exploración comercial y tecnológica, que considerará pasajes, traslado, estadía y asistencia a una serie de reuniones y visitas a distintas empresas y áreas relacionadas a la materia. Tanto el país como la ciudad en específico se definirán de acuerdo al proyecto ganador, con el fin de hacer el mejor match según su innovación, características, necesidades y estado de desarrollo. 

El segundo lugar, por otro lado, será convocado a los programas de aceleración de los Hubs de Transferencia Tecnológica y/o Programa de Incubación o aceleración de IncubaUdeC, con mentoría por parte de la Red IU. Y el tercer lugar, por su parte, podrá acceder a la red de expertos Madera21-Corma, con el objetivo de perfeccionar su proyecto y recibir el apoyo necesario para fortalecer su proyección y modelo de negocio. 

Directora del concurso, colaboradores y auspiciadores

Gran parte de la trayectoria profesional de la directora del Concurso de Innovación y Start-Ups, Marcela Angulo, ha estado ligada al sector maderero y forestal, al igual que en ámbitos de sustentabilidad, transferencia tecnológica e innovación en la materia. Por consiguiente, la ingeniera civil y Doctora en Ciencias Ambientales de la Universidad de Concepción entrega algunas reflexiones para los interesados en postular al certamen de este año. 

“El concurso tiene una amplia gama de temáticas que abarcan la productividad y sustentabilidad de la actividad forestal, los bioproductos y el uso de la madera en construcción, las que abren grandes oportunidades de sofisticar la estructura productiva y crear más valor en el territorio. Como ejemplos miramos a países como Canadá, Suecia o Finlandia, donde muchas pymes y emprendedores desarrollan innovaciones de productos, procesos o servicios que luego alcanzan un mercado mundial”, dice. 

Angulo comenta que como la iniciativa admite innovaciones en distintos niveles de desarrollo —desde prototipos funcionales, productos o servicios ya vigentes en el mercado, hasta empresas, start-ups o agrupaciones de investigación establecidas—, resulta clave cumplir con los cinco criterios de evaluación, con una estrategia que permita avanzar en su crecimiento y en la identificación de aspectos en donde la red Madera21-Corma pueda agregar valor.  

Siguiendo ese punto, la directora también valora el patrocinio de los colaboradores del presente concurso, al ampliar las redes de apoyo y así lograr un mayor impacto en el ecosistema. Otro gran insumo son las posibilidades innovativas que brinda un material versátil como la madera. 

“La fibra forestal y la madera son las bases de una economía circular que puede generar nuevos productos más sustentables. Pueden reemplazar desde materiales como los plásticos que se obtienen de combustibles fósiles, hasta materiales de construcción con altas emisiones de carbono como el acero o el cemento. En Chile tenemos la materia prima y el talento para aprovechar esta oportunidad y contribuir a la lucha contra el cambio climático y a una sociedad con menos residuos”, expresa. 

“Productividad y Sustentabilidad, “Construcción en madera” y  “Bioproductos”, son tres ámbitos orientativos para los participantes / Baux

Los colaboradores a los que hace referencia la directora son instituciones y corporaciones nacionales, cuya misión es apoyar la escalabilidad, el desarrollo y la transferencia tecnológica.

Apta es una corporación encargada de gestionar nuevas oportunidades de negocios científicos, con el propósito de transferir tecnologías de alto impacto, realizadas en Chile, para diversas industrias. Por su parte IncubaUdeC, la plataforma de apoyo al emprendimiento tecnológico de la Universidad de Concepción, apoya a los negocios de este tipo desde su puesta en marcha, validación, crecimiento, inversión e internacionalización.  

A través de programas y procesos de transferencia que involucran estrategias de acercamiento al mercado, HubTec vincula la investigación de sus partners con los diversos sectores productivos para promover la transferencia de conocimiento. Mientras que KnowHub tiene como objetivo colaborar en la transformación de resultados científicos en bienes, servicios y emprendimientos para el mercado y en beneficio para la sociedad.  

Por medio de la gestión y dinamismo de las iniciativas con alto potencial de impacto en el ecosistema emprendedor, IncubatecUFRO ofrece servicios de incubación, aceleración y consultoría, para acelerar el crecimiento de La Araucanía y el país. El listado culmina con UDD Ventures, la aceleradora de negocios de la Universidad del Desarrollo que apoya a startups, pymes y grandes empresas en procesos de aceleración, emprendimiento corporativo e innovación abierta.

Por otro lado, dos grandes empresas a nivel forestal del país respaldan la presente versión del concurso. Se trata de CMPC y Arauco, las cuales auspician la iniciativa con el fin de ser un aporte para este tipo de innovaciones y en el desarrollo del país. 

Calendario

Las inscripciones para los equipos postulantes del IX Concurso de Innovación y Start-Ups ya se encuentran disponibles en la sección “Concursos”, en la web de la Semana de la Madera. Su casilla se mantendrá abierta para la entrega digital de los anteproyectos hasta las 23:59 horas del 15 de agosto, del mismo modo que la posibilidad de consultas sobre el proceso, la que estará disponible hasta el 17 de julio. 

Este año, al igual que para otros certámenes organizados por Madera21, habrá dos etapas evaluativas. La primera entregará una nómina con los mejores proyectos seleccionados, los que deberán reiterar su presentación ante el jurado en una segunda sección, para luego definir a los tres primeros lugares del certamen. 

El 9 de septiembre se anunciarán los equipos electos para la etapa final, mientras que el pich ante el jurado y la votación del público se llevará a cabo en la semana del 3 de octubre. Será así como los mejores proyectos luego podrán exhibir su innovación de manera presencial durante la Semana de la Madera, pues los ganadores, finalistas y menciones honrosas serán anunciados el 19 de octubre. 

Ganadores, finalistas y un caso de éxito

Las inscripciones para la presente edición del concurso estarán abiertas hasta el 15 de agosto / WoodSkin

El año pasado hubo diversas propuestas de innovación que fueron merecedoras de los primeros lugares del certamen. El máximo galardón se lo llevó Mulch. Un proyecto perteneciente a Armony Sustentable que ofrece una materia prima capaz de proteger el suelo y proporcionarle nutrientes, controlar la temperatura, humedad y germinación de la maleza, elaborada a partir de pallets de madera en desuso. Una reincorporación ecológica al ciclo de vida, por la que sus autores aseguran una reducción del consumo de agua de hasta un 50%. 

El segundo lugar fue para Kubhus, de Eduardo Pacheco y Loreto Poblete, que consta de un juego de construcción infantil en base a piezas de madera modulares, cuyo objetivo es potenciar el desarrollo psicomotriz, las percepciones espaciales y las multidimensionales. El tercer lugar fue para Modular TMass, de AIA Arquitectura SpA, que emplea un proyecto de mobiliario y estructuras de madera para uso exterior, disponibles en kit de autoconstrucción, que facilita el corte, dimensionado y ensamblaje de ejemplares. Las menciones honrosas fueron para tres proyectos: Trueke, Mapler y Cerárbol

Un caso de éxito de uno de los ganadores de este concurso es Strong By Form. Una startup chilena que obtuvo el primer lugar en 2018 —en el certamen anteriormente conocido como “Wood Startup Challenge”— por sus biocompuestos de alto performance estructural, ultralivianos y “freeform”, elaborados a partir de madera y que son capaces de reemplazar al acero y el hormigón. 

El año pasado, la empresa recibió US$ 65 mil de capital semilla por parte de la Corporate Venture Capital (CVC), CMPC Ventures, y fue seleccionada por la aceleradora de negocios Plug and Play, de Silicon Valley. Su tecnología digital, llamada “Woodflow”, crea piezas estructurales basadas en la forma y el alineamiento de las fibras de la materia prima, a través de un proceso robotizado de manufactura que incluye madera y resina. 

“Chile es un país forestal con grandes corporaciones, centros de investigación de clase mundial y una vibrante escena de startups e innovación. ¿Por qué entonces no pasamos de la producción de materias primas a la producción de productos de alto valor agregado? La oportunidad está ahí, podemos destinar recursos al desarrollo de tecnologías que hagan de la madera un material elegible para una gama mucho más grande de usos, o esperar que otros lo hagan y perder la captura de valor”, propone en una columna su CEO, Andrés Mitnik. 


Escrito por Redacción Madera21
Fotografía principal cortesía Strong By Form

 

Ver más sobre: 

NOTICIAS RECIENTES

  • Madera21 lanza sección web para fomentar el uso de la madera estructural en Chile

  • Nuevo edificio académico es construido con madera maciza en el estado de Texas

  • Proyecto ganador del Concurso de Ingeniería y Construcción analiza la salud estructural y el comportamiento ante los sismos de la Torre experimental Peñuelas

OBRAS

Traducir »