;

Microsoft elige CLT como material sustentable para construir el campus de Silicon Valley

CLT_Microsoft

7 de Mayo, 2019

Debido a la preocupación de Microsoft Silicon Valley por la construcción sustentable, están dirigiendo el rediseño del campus de este lugar comprometidos con el medio ambiente. Para ello restaurarán el hábitat donde se encuentra el edificio, almacenarán energía térmica y recogerán lluvia que utilizarán como agua no potable para edificio, entre otras. Además, como parte central, reducirán el carbono de la producción con la incorporación del innovador material CLT.

Ante el cambio climático global, los profesionales de la construcción buscan cada vez más formas de construir y operar edificios de manera más sostenible.

El más obvio de estas formas es reducir el carbono operacional: es decir, el carbono emitido para ejecutar el edificio. Eso es importante, y es algo en lo que la industria ha mejorado drásticamente al aumentar la eficiencia energética como con luces LED y sistemas de administración de edificios más inteligentes, y al usar energía renovable con paneles solares en el lugar y acuerdos de compra de energía renovable. Pero hay otro aspecto de la construcción sostenible que es menos conocido pero igualmente importante: reducir el carbono contenido.

¿Qué es el carbono contenido? Son los gases de efecto invernadero emitidos para construir una estructura en primer lugar. Piense en la energía utilizada para extraer y procesar las materias primas que forman el concreto, y luego la energía utilizada para transportarlo a los sitios de construcción.

Madera contralaminada (CLT) en Microsoft Silicon Valley

Durante la última década, Microsoft ha demostrado un riguroso compromiso con las reducciones de carbono, lo que ha llevado a la compañía a alcanzar la neutralidad de carbono en sus operaciones globales desde 2012. En Mountain View, California, este compromiso con la sostenibilidad ambiental ha impulsado el rediseño del campus de Silicon Valley, ahora en proceso. Las iniciativas clave para ese fin incluyen la restauración del hábitat circundante, el almacenamiento de energía térmica, la optimización del uso de energía basada en datos y el uso de agua cero-nulo (proceso en el que el 100% del agua no potable del edificio provendrá de la lluvia o del sitio agua reciclada).

Menos familiar, pero no menos importante para la sostenibilidad, es el uso en el proyecto de un nuevo material innovador como su principal componente estructural: la madera contralaminada.

Madera contralaminada (CLT) en Microsoft Silicon Valley

Madera contralaminada (CLT, por sus siglas en inglés) es el término para paneles de madera prefabricados de ingeniería sólida, fabricados apilando varias capas de tableros de madera secados al horno en direcciones alternativas y uniéndolos con adhesivo estructural. Tan duradera como el concreto y requiriendo una energía significativamente menor para producir una viga de acero de similar fortaleza, CLT está demostrando ser una alternativa cada vez más popular para ambos. Ligero pero fuerte, funciona mejor contra incendios y terremotos que los materiales estructurales convencionales. Debido a que los materiales prefabricados llegan al lugar de trabajo cortados y listos para usarse, suben más rápido y dejan menos desechos que el concreto o el acero. La CLT también es hermosa, creando techos y columnas que no necesitan paneles de yeso, lo que reduce el uso de material y al mismo tiempo mantiene el calor de la madera natural en el interior.

¿Cuánto CLT se utilizará para Microsoft Silicon Valley? Unos 345.000 pies cuadrados (unos 32.050 metros cuadrados), o 2.400 toneladas de CLT. Esa cantidad representa más de la mitad del componente estructural del campus, y pone a Microsoft Silicon Valley en camino de convertirse en la estructura de madera más grande de los Estados Unidos, por el volumen de madera utilizada. Para garantizar que se obtiene de bosques gestionados de manera responsable, el 100% de la madera que compran estará certificada por el Forest Stewardship Council.

Madera contralaminada (CLT) en Microsoft Silicon Valley

Microsoft se dedica a reducir el carbono contenido también de otras maneras. Han patrocinado el desarrollo de una nueva herramienta llamada Embodied Carbon Calculator for Construction, o EC3. Desarrollado por Skanska en asociación con el Carbon Leadership Forum de la Universidad de Washington, EC3 es una herramienta de código abierto que se ejecuta en Microsoft Azure y que rastrea el carbono incorporado de los materiales de construcción en bruto. Con EC3, los constructores pueden comparar los niveles de carbono incorporado en varios materiales como mezclas de concreto, una comparación que hasta ahora no ha sido ni simple ni confiable.

EC3 permitirá una reducción significativa del carbono incorporado en los próximos proyectos, como la restauración del campus de Puget Sound, que comenzó recientemente. Desde Silicon Valley hasta Redmond y más allá, están orgullosos de las formas que han encontrado para reducir el carbono incorporado, como parte de su campaña en curso hacia campus más sostenibles para el medio ambiente.


Escrito originalmente por Katie Ross para Microsoft.
Fotografías cortesía de WRNS Studio y Maria Laguarda-Mallo.

Ver más sobre: 

OBRAS

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Google+
Compartir en LinkedIn
Compartir en Pinterest
Compartir en correo
Traducir »